Compartir
Publicidad

Honda NSR 500 1984, reviviendo el atrevido pasado de la NSR

Honda NSR 500 1984, reviviendo el atrevido pasado de la NSR
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad
La primera de las NSR, un concepto revolucionario

NSR. Durante décadas ha sido sinónimo de competición, sacrificio, héroes, éxito y victoria. No sólo en cada circuito por el que paseaba sus siglas, sino también en las carreteras de decenas de países. Cuando ahora escuchas NSR viajas en el tiempo, hace que te sientas joven, que recuerdes las tardes sin preocupaciones a bordo de una humeante “chicharrilla” cuyos componentes de serie ya eran imposible de localizar en tu garaje. Risas, amigos, diversión y motociclismo en el ambiente cargado por el tono azul que escupían sus escapes.

Pero si hubo alguna que marcó la diferencia y rompió con todo esa fue la primera. La Honda NSR500 que la fábrica del ala dorada preparó para 1984. Aquel año apostaron por mejorar lo que ya era bueno, por romper con lo establecido, innovando y dando a sus pilotos el mejor material. Un año antes, en 1983, Freddie Spencer se hizo con la corona de la máxima categoría del motociclismo mundial a bordo de la Honda NS500. Sin embargo, aquel título fue debido más en parte a las indudables cualidades de Fast Freddie que al rendimiento de su máquina. A pesar de ganar, Honda dio un paso al frente trayendo al mundo una V4 sorprendente.

Dejó boquiabierto a todo aquel que se atrevió a mirarla. Enmudeció a sus competidores el día de la presentación y sembró de dudas al equipo encargado de llevarla a la gloria. De dudas porque la disposición de la Honda daba un vuelco, literalmente, a la historia de las dos ruedas. El depósito de este prototipo se encontraba debajo del motor, con diseño aerodinámico dando forma a la quilla y otorgando un centro de gravedad muy bajo. Obviamente los escapes se alojaron por encima, donde normalmente veríamos el tanque. La idea era, por lo menos, curiosa y atrevida, pero su rendimiento aun estaba por ver.

En marzo de 1984 la primera de la saga hacía su debut en el circuito sudafricano de Kayalami. La llanta trasera de carbono, un material poco usado hasta entonces, no aguantó la tensión, rompiéndose y dejando a Freddie a merced del destino. Lesionado por la fuerte caída no pudo participar teniendo que esperar hasta Misano para asaltar el podio – y de hecho, ganó aquella carrera –. Aun así, el americano no pudo con su principal rival en Yamaha, Eddie Lawson. Los problemas de la NSR no pasaban por la potencia, llegando a los 140cv a 11.500rpm sino por su propio concepto. Aquel centro de gravedad era incapaz de transferir peso al salir o al entrar a las curvas, además de los cambios radicales de comportamiento en base al combustible que contenía el depósito. Era además, un auténtico suplicio para los mecánicos que para cualquier tarea simple se veían obligados a desmontar media moto.

Un año después Honda rehizo su NSR para dejar que Fast Freddie volviera a ser campeón. Pero aquella espectacular máquina sigue hoy viva y, gracias a la gente de Tractions podemos verla y escucharla en acción. ¡A disfrutar!

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio