Publicidad

Esta moto rusa de tres ruedas es el proyecto más loco de Balamutti y quieren correr en el lago helado de Baikal

Esta moto rusa de tres ruedas es el proyecto más loco de Balamutti y quieren correr en el lago helado de Baikal
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los fabricantes y preparadores rusos suelen estar a otro nivel en cuanto a proyectos de motos y otros vehículos se refiere. Ya hemos visto cosas de marcas como Kalashnikov, por ejemplo la moto de 500 kg de peso que encargó fabricar el mismísimo Vladimir Putin.

Pero puede que no sea lo más loco que hemos visto, sobre todo después de ver la moto que Vitaliy Selyukov ha estado preparando todo este tiempo, una montura de tres ruedas con clavos preparada para correr en pistas de hielo. Por desgracia, este año no ha llegado a tiempo a la Baikal Mile.

Una moto de tres ruedas para correr en hielo, la propuesta de Balamutti

En la última edición de la Baikal Mile, de la que tienes un resumen en vídeo justo encima de estas palabras, se han visto preparaciones de motos más o menos atrevidas, que van desde la 'simple' adaptación para incorporar neumáticos con clavos hasta proyectos que han empezado casi de cero, con muchas horas de trabajo.

Lo vimos por ejemplo en la Indian Apaloosa 2.0, una segunda evolución de este proyecto de Workhorse Speedshop con el que corrieron en el Sultans of Spirit y que posteriormente, no sin pocas modificaciones, llevaron al lago Baikal para tratar de superar el récord establecido en su categoría.

Por desgracia, las cosas no fue como esperaban y su moto no ofrecía el rendimiento que debía sobre el lago helado. Otro año será.

Selyukov, por su parte, aprovechó su experiencia en el taller de preparaciones Balamutti para ponerse manos a la obra con una moto de tres ruedas que creó sobre el papel en 2016. Asegura haberse inspirado en el 74-Z Speeder de la saga la Guerra de las Galaxias, aunque llama a su obra Yondu, personaje de la película Guardianes de la Galaxia y cuya cara puedes apreciar en la llanta de la rueda trasera.

El ruso cuenta que su moto dispone de un bloque de origen Ducati, concretamente un propulsor de una Ducati Hypermotard de las que se empezaron a vender en 2007, con un cubicaje de 1.100 cc y 95 CV de potencia, en este caso con el extra de la sobrealimentación de un Garrett GT35, instalado por el propio Vitaliy. De este mismo modelo hereda el chasis, al que se han incorporado todo tipo de elementos para conseguir un sistema de basculación que ayude a girar a esta montura.

En Motorpasión Moto | Todo el mantenimiento que necesita tu moto si no sabes cuánto tiempo va a estar parada por el coronavirus

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios