Vectrix VX-1, probamos la moto eléctrica 3/4

Sigue a Motorpasion Moto

Vectrix VX-1

Ayer hablamos de como se desenvuelve este Vectrix VX-1 en la ciudad y hoy vamos a comentar algo sobre su manejo en carretera. De todas maneras, dado el tipo de vehículo y la autonomía que nos prometen no me he atrevido a meterla en las carreteras donde suelo probar las motos que me dejan y me he limitado a rodar con ella por la circunvalación de Alicante y sus alrededores.

En un principio te prometen que la batería a tope de carga es suficiente para moverte por unos 110 Km, pero si manejas con alegría el puño es fácil que te quedes corto, porque el consumo está estimado para velocidades entre 60 y 80 Km/h, y mejor que te muevas a 60 que a 80.

En carretera de circunvalación

Vectrix VX-1

Aquí te surge un pequeño dilema ¿O voy a saco por la circunvalación o me meto por caminos y calles secundarias para ir a menor ritmo y conservar la batería? Yo he probado ambas soluciones, y me sigo quedando con la segunda por la “tranquilidad” mental que te da. Nadie quiere quedarse tirado en medio de una autovía con un vehículo de 234 kilos y sin posibilidad de aportarle ningún tipo de energía.

En el caso de meterte en una vía rápida, la duración de la batería se ve cayendo en picado, aunque tienes potencia para defenderte hasta el ultimo voltio que da la batería. Como ya he dicho, la moto tiene limitada la velocidad máxima a 100 Km/h, más que nada para proteger el sistema y poder homologarla como si fuera una 125 conducida con el carné B.

En curvas amplias o en recta la Vectrix VX-1 se defiende muy bien, sin presentar ningún problema en las suspensiones o en el chasis. Recordad que el chasis es una estructura realizada en aluminio que envuelve las baterías y aporta una rigidez al conjunto excepcional. El faro y el grupo de luces trasero incluyen LEDS, lo que te garantiza que los demás te van a ver desde lejos y tu vas a poder ver muy bien gracias al faro halógeno. Las ruedas de 14 y 13 pulgadas junto con las suspensiones leen muy bien las irregularidades del asfalto, y su asiento te permite rodar un buen montón de horas sobre él sin problemas.

Vectrix VX-1

La única pega viene dada por la autonomía de las baterías, que todavía se encuentran en un estadio algo primitivo de evolución. El conjunto monta una batería de Níquel Metal-hidruro (NiMh) de 125 voltios que es capaz de dar 3,7 KW/h con picos de 21 KW a la rueda. Esto traducido a las unidades que habitualmente utilizamos significa que puede dar picos de 28,2 CV a la rueda. La autonomía estimada son dos horas y media, que dependiendo de la velocidad a la que se ruede, son entre 88 Km o 56 Km en total. La batería se recarga al 80% en tres horas, y tiene un ciclo estimado de vida de 1700 recargas o 10 años de vida.

Esto es lo que más limita la utilización de la moto, ya que si tras el trabajo quieres hacer unos cuantos recados o ir a por la compra de la semana, te tienes que buscar un sitio donde poder dejar la moto recargando enchufada a la red. Porque todavía no hay gasolineras que te permitan conectarte para recargar la batería.

En definitiva, la Vectrix VX-1 es un vehículo innovador al que todavía le falta una evolución más. Es innovador por su sistema de propulsión, pero depende de una tecnología de baterías de hace unos cinco años y su línea es absolutamente convencional. Tanto que de no ser por ir decorado como vehículo de policía no se habría dado cuanta nadie de que es una moto eléctrica.

En Moto22 | Vectrix VX-1, probamos la moto eléctrica 1/4, Vectrix VX-1, probamos la moto eléctrica 2/4

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios