Síguenos

Portada Camdalt

Que nadie se asuste. Aunque la crisis aprieta de momento no nos ha dado por delinquir, pero si hemos querido probar de una manera diferente el Camdalt Helmets One. Un casco tipo jet que incorpora un práctico sistema antirrobo que permite fijar el casco a cualquier candado de nuestra moto. Incluso a los candados tipo “pitón” de anclaje al manillar. El Camdalt One se presenta en el mercado de la mano de NZI en concreto el modelo Helix Com III de NZI, es el que sirve de base para instalar este ingenioso sistema antirrobo.

Desde luego el sistema ofrece una solución práctica y sencilla ante un problema con el que se encuentran los usuarios de este tipo de cascos urbanos a diario. Además estéticamente no me disgusta ni lo más mínimo. Pero vamos con lo que nos ocupa, que es probar su sistema antirrobo tal y como lo haría un vulgar “chorizo” ávido de sacarse unos euros, tratando de arrancar su botín de la cadena que lo asegura. Para ello comenzaremos intentando robar el Camdalt One de la manera más básica, y así, mientras vayamos superando cada intento de robo, iremos sofisticando la técnica hasta lograr sabotear el sistema.

Casco Camdalt en moto

Camdalt nace en 2008 en Barcelona, ciudad con más motos de España. Cuenta con un sólido I+D+i protegido por patentes. El proyecto de Camdalt Helmets fue galardonado en 2010 con el Premio a la Mejor Iniciativa Empresarial para jóvenes emprendedores otorgado por la Junta de Castilla y León y las pruebas en laboratorio del sistema nos indican, según el fabricante, que la resistencia de la sólida anilla fijada al casco es de unos 325 kilogramos. Pero vamos a dejarnos de lo que nos cuenta la parte interesada y pongámonos ya el antifaz.

Tirando del Camdalt One

Si yo fuera un amigo de lo ajeno y al pasar por una calle encontrara una moto candada con ese bonito casco, ¿qué es lo primero que haría para poder llevármelo? Pues sin duda alguna tirar de él para ver si la anilla se queda colgando de la cadena. Y os aseguro que por más que lo intentamos, incluso con grave peligro de tirar la moto que amablemente nos prestó mi amigo Vicente para realizar parte de la prueba, lo único que conseguimos es mover la moto de su sitio.

Entrada ya la noche y mientras estábamos observando el sistema integrado de robo del Camdalt se nos ocurrió atar la argolla del casco mediante una cincha a una viga, para ver si de verdad resiste el peso que las pruebas de laboratorio han reflejado. Y como no, antes de darme cuenta el amigo Gino ya había puesto en marcha toda la operativa y tenía el casco colgado, diciendo: ¡venga sube y póntelo en la cabeza! ¡Menudo momento! ¿Aguantará? ¿Me daré un buen culetazo? Por lo menos, llevo el casco puesto. Claro está que es imposible sostenerse solo con el cierre del propio casco si hacerte daño, por lo que teníamos sabíamos que las manos tenían que estar puestas sobre el casco haciendo presión para ayudar a mantenerse en el aire, solo suspendidos por la argolla de seguridad.

Colgado del Camdalt

Una, dos y tres, ale-hop, tímidamente mis pies se separan de la caja donde estoy subido y el Camdalt One parece que resiste. La verdad es que hay margen de sobra, ya que aproximadamente peso 75 Kilos. Al segundo intento parece que esto está controlado y empezamos a coger el turco de estar colgado de la anilla de seguridad lo que nos permite incluso balancearnos. Pero vamos a dar este experimento por finalizado y no tentemos a la suerte.

Sujeto por el Candalt

De momento parece que el sistema del Camdalt One funciona a la perfección pero vamos por refuerzos y no os perdáis la segunda parte de la prueba.

En Motorpasión Moto | Continuamos con el intento de robo del Camdalt One, segunda parte.
Más Información | Camdalt Helmets

Ver galeria completa » Intentamos robar el casco, Camdalt One (11 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios