Harley-Davidson XL 1200CA Custom Limited, prueba (valoración, ficha técnica y galería)

Síguenos

H-D XL 1200CA Custom Limited

Vamos terminando con la prueba de esta Harley-Davidson XL 1200CA Custom Limited, y no os puedo engañar. Es muy cierto que el primer contacto con este tipo de motos, tan lejanas a nuestra europea forma de ver la vida sobre dos ruedas, es bastante chocante. Las cosas no están donde creemos que deberían estar, ni funcionan del modo que acostumbramos a que funcionen, pero diferente no quiere decir peor.

Harley-Davidson XL 1200CA Custom Limited: la forma pro-americana del motociclismo

H-D XL 1200CA Custom Limited

Ciertas peculiaridades se conjugan en este modelo, como por ejemplo el juego de intermitencias. Por un lado, con un botón en cada piña conectamos y desconectamos los indicadores, estando éstos bastante lejanos a los puños por lo que hay que hacer estiramientos de pulgar. Por otro lado, como en la H-D V-Rod Muscle que probé hace poquito para vosotros, se desconectan ellos solitos.

El depósito es de rosca simple sin llave, y el asiento de una pieza está anclado a la moto con un tornillo en su parte delantera y otro en la trasera, lo que quiere decir que no hay hueco bajo el asiento y que además al moverla en parado, si agarramos de un lateral del asiento tendremos la impresión de quedarnos con él en la mano. Y entre otras cosas, los estribos, como decía en el segundo post de la prueba, rozan muy pronto y se enganchan en los pantalones.

H-D XL 1200CA Custom Limited

Este tipo de cosas, que podrían ser críticas para una mentalidad obtusa, en realidad son pistas que nos guían hacia un modo diferente de ver las cosas. El modo americano de toda la vida, en el que no hay preocupaciones más allá de conducir. Pero cuando digo conducir es eso, sin más, nada de florituras, ni prestaciones de infarto, ni tiempos por vuelta. Disfrutar de la unión nacida entre motocicleta y persona (o persono, por aquello de la igualdad) a base de kilómetros y miradas al infinito.

Ciertamente, hay elementos que nos hacen la vida más fácil y cómoda a lomos de una motocicleta, pero pasa lo mismo que con los microondas (por ejemplo). Es muy sencillo “cocinar”, incluso hay libros de recetas exclusivas de microondas, pero jamás de los jamases te podrás preparar dentro de una caja de metal con puerta un puchero de los de antes, hecho sobre las brasas de una hoguera. El buen sabor que te deja al final cuando dejas esta Harley-Davidson XL 1200CA Custom Limited es equiparable al sentimiento extraño que percibes en los primeros pasos con ella. Se hace querer, y unos 12.500 euros son el precio de las cosas de antes.

H-D XL 1200CA Custom Limited

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios