Harley-Davidson V-Rod Muscle, prueba (características y curiosidades)

Sigue a

H-D V-Rod Muscle

La zona de pruebas de Motorpasión Moto está de enhorabuena porque hemos tenido acceso a una de las motos que a mi parecer es más icónica de los últimos tiempos. La Harley-Davidson V-Rod Muscle ha venido a hacernos una visita con la que estamos más que encantados y orgullosos de contar entre nuestras pruebas con una moto de tal porte. El ciber gallifante por lo tanto ha ido a parar a manos de Javier, enhorabuena. ¿Cuántos aciertos llevas?, increible…

Esta vez os ha costado más, ¿eh?. Pero así me gusta, que os pique la intriga. Pero ahora, al turrón.

Harley-Davidson VRSC Muscle: la Harley de la ruptura

H-D V-Rod Muscle

Cuando en el año 2001 se lanzó la primogénita de la familia V-Rod supuso un punto de inflexión en la forma de hacer las cosas para la marca de Milwaukee al romper con las viejas costumbres de los motores refrigerados por aire y alimentación por carburador de toda la vida. Acto seguido se convirtió en la bastarda de los acérrimos seguidores de estas grandes máquinas, pero hasta los más grandes se tienen que doblegar frente a las normas impuestas que de una u otra manera hacen que finalmente las cosas cambien. De esta manera las V-Rod se convirtieron en la imagen de futuro de Harley-Davidson.

Con su nuevo corazón de 1250 centímetros cúbicos y refrigeración por agua denominado Revolution, la bastarda cobró vida y, a su alrededor, un cuerpo de formas musculosas, bajas y alargadas tomó forma. Esta V-Rod Muscle es la adolescencia la criatura, y su desarrollo físico es más que evidente. Las hormonas se han hecho con el poder de su cuerpo y la exageración ha tomado forma de moto.

Harley-Davidson VRSC Muscle: aquí estoy, he llegado

H-D V-Rod Muscle

Ese parece ser el mensaje que envías en todas direcciones cuando doblas una esquina o aparcas en un lugar público con ella. El carisma que desborda esta moto con sólo mirarla es tan grande como la huella de su enorme neumático trasero de 240 milímetros, parte que es culpable en gran medida de la bestial compostura de esta Harley-Davidson V-Rod Muscle. Montado sobre una llanta de 18 pulgadas con una garganta gigantesca los 240 milímetros se abren en toda su amplitud dejando el bajo perfil de 40 como un mero lugar para inscribir las especificaciones del neumático en su vista lateral.

Por su parte, la goma delantera es una medida más convencional con sus 120 milímetros de anchura montados sobre una llanta de 19 pulgadas, pero tampoco desmerece en el conjunto que forma con la trasera, dejando ver su bonito diseño de cinco radios hechos en fundición de aluminio. Pero lo mejor de estas llantas por encima de todo es la preciosa bitonalidad conseguida entre las partes pulidas y las partes pintadas en negro.

Por cierto, ambos neumáticos no son gomas cuales quiera, sino que son Michelin® Scorcher™ específicamente diseñados para Harley-Davidson, llevando su ilustre nombre en el flanco y el logo de la marca americana en los laterales de la banda de rodadura.

H-D V-Rod Muscle

Con 292 kilogramos arrojados sobre la báscula en seco, 2.410 milímetros de longitud y un asiento a 705 milímetros de altura parece que es un obús que planea paralelamente al suelo. Con estos datos podréis imaginaros que mover en seco esta escultura en acero no es tarea sencilla, pero de eso hablaremos mañana. Ahora toca hablar de ella en parado, y sin moverse del sitio parece como si cada vez que la miras estuviera más aplanada sobre el suelo.

Las formas continuas y limpias fluyen a lo largo de la horizontal desde un extremo de la moto al otro, deleitandonos con bonitas terminaciones en cualquiera de sus puntos intermedios, como las tapas laterales del radiador, perfectamente integradas y que dan más sensación de aplomo visual.

H-D V-Rod Muscle

Pero para impacto visual, las tomas de aire en la parte delantera del falso depósito. Estuve a punto de incluir esas enormes rejillas en el teaser, pero me pareció demasiado evidente al ser una pieza clave en la adolescencia del modelo V-Rod, y uno de los principales aditamentos estéticos de esta Muscle. No desentonan para nada ni quedan como las rejillas falsas de M3 que se ven en muchos coches tuneaos, convergen en la imagen musculosa y fornida de la moto, quedando la mar de bien con el escudo de la marca tras de sí.

Un inciso, ligera decepción al darme cuenta de que el falso depósito (el verdadero se encuentra bajo el asiento) está hecho en plástico, perfectamente rematado y pintado, pero de plástico al fin y al cabo.

H-D V-Rod Muscle

Por cierto, lo del depósito de combustible no lo veo muy bien solucionado, vale que se sitúe bajo el asiento, y que la boca de llenado se encuentre levantando éste, pero una cerradura no estaría de más. Simplemente tirando hacia arriba del asiento del piloto tendremos acceso al tapón y a algunos cables que preferiría estuvieran mejor asegurados, que hay mucho tontuco suelto.

Otras piezas clave en la imagen general limpia de esta moto es que todas las luces han sido integradas con la carrocería. Exceptuando el faro delantero, que no tiene muchas más opciones de colocación, todo lo demás se ha intentado que quedase lo más oculto a la vista posible. Así, los intermitentes delanteros pasan a situarse en los brazos de los retrovisores, y el faro trasero y los intermitentes traseros se esconden bajo el guardabarros trasero, dejando una de las zagas con más pegada que recuerdo.

Harley-Davidson VRSC Muscle: motor Revolution, modernidad y carácter

H-D V-Rod Muscle

La energía que propulsa esta Harley-Davidson VRSC Muscle proviene de la combustión de zumo de dinosaurio en el interior de un motor completamente distinto a lo conocido hasta la fecha en el mundo de las Harley-Davidson. Con el fin de cumplir todas las normativas anticontaminación exigidas y siendo conscientes de que antes o después habría que salirse del A-B-C característico de la marca en Milwaukee crearon este nuevo motor de 1250 centímetros cúbicos y refrigeración líquida denominado Revolution.

El bicilíndrico en uve a 60º es otro cantar en lo que se refiere tanto a tecnología como a comportamiento dinámico, y es descendiente directo de la VR1000 que Harley-Davidson diseñó para competir en el campeonato americano de Superbikes. El diseño de la maquinaria fue un proyecto conjunto con Porsche, pero estéticamente la nota la pusieron los americanos instalando algunos aditamentos como los aletines que recuerdan a los motores refrigerados por aire. Cilindros están pintadas en mate, jugando con el contraste del metal mecanizado en los extremos de los aletines.

H-D V-Rod Muscle

Sirviéndose de un doble árbol de levas en cabeza y cuatro válvulas por cilindro, los 1.250 centímetros cúbicos son capaces de generar la mayor potencia conocida hasta la fecha en un modelo de la casa americana. Los datos técnicos nos dicen que se han extraído unos generosos 122 caballos de potencia y 105 Nm de par. Toda una declaración de intenciones que mañana comprobaremos qué tal hacen moverse a este caballo de hierro.

Continuará…

En Motorpasión Moto | Harley-Davidson V-Rod Muscle, prueba (características y curiosidades), Harley-Davidson V-Rod Muscle, prueba (conducción en ciudad y carretera), Harley-Davidson V-Rod Muscle, prueba (conducción en autopista y pasajero), Harley-Davidson V-Rod Muscle, (valoración, ficha técnica y galería)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios