Nos subimos al simulador de caballitos

Síguenos

Gsxr simulador

No podíamos dejar pasar la oportunidad de mostraros con detalle como es este divertido simulador de caballitos en el que tuve la oportunidad de subir el fin de semana de la carrera en Aragón. Antes de nada me gustaría aclarar que no soy especialistas en realizar caballitos, ya que los únicos que suelo hacer es con la moto de Enduro cuando las condiciones del terreno lo hacen casi necesario. Pero con una moto de estas características no he pasado nunca de una leve insinuación de despegue de la rueda delantera al salir más rápido de lo normal.

Por supuesto la Suzuki GSXR 1000 esta modificada para cumplir la función encomendada. Y la moto no solo esta anclada al eje del basculante trasero con una estructura de hierro, sino que también tiene una eslinga de seguridad para evitar que se de la vuelta por completo si nos pasamos acelerando en el caballito. Los grandes ventiladores para permitir que se refrigeren los radiadores, la gran corona en la rueda trasera, los sensores para medir inclinación y el tiempo transcurrido son otras de las modificaciones que podemos apreciar a simple vista. Por lo demás todo parece estar como en la moto original, pero mejor vamos a subirnos a probar el simulador.

Simulador de Caballitos

Una vez arriba, la posición no es tan “R” al contar ya el simulador con una posición elevada con respecto al suelo. De hecho, la mejor postura para afrontar un caballito es estar de pies sobre las estriberas. Al poner en marcha el simulador el sonido grave procedente del escape ya te hace pensar que la experiencia va a ser atronadora. Y enseguida encontramos la principal diferencia con respecto a una moto normal, no hay embrague ya que nada más arrancar la rueda trasera esta rodando sobre un rodillo como el de un banco de potencia, con la marcha engranada.

Comenzamos a acelerar tímidamente y a encontrar la posición del cuerpo más acertada sobre las estriberas. Golpe de gas y tirar del manillar con fuerza, hacia arriba. Que desastre, no se ha levantado ni un palmo. Pese a lo que pueda parecer con la posición elevada respecto al suelo, la gran corona de la rueda trasera y el explosivo motor de la GSXR 1000, la moto sigue pesando lo suyo y hay que tirar con mucha fuerza para buscar el caballito inicial que luego te permita con el gas mantener el equilibrio.

Anclaje trasero

Segundo intento, ahora probaré a intentar comprimir la suspensión delantera y aprovechando la extensión tirar con más fuerza. Bueno, esta vez un poco mejor, pero aún así no ha sido suficiente. Menudo “paquete” que estoy hecho. Otros dos intentos más en el tiempo de prueba con escasos resultados y ya tienes el corazón a mil por hora intentando luchar con la moto. Lo que esta claro, es que no por mucho acelerar vas a conseguir levantarla mejor, ya que llegas al corte de encendido rápidamente y en ese momento se acabó la tracción.

Sensores
Al final salió algún caballito medio decente, sin llegar a la verticalidad óptima para mantener la rueda delantera arriba mucho tiempo. Pero sin duda alguna es toda una experiencia en un entorno controlado y seguro, para poderse hacer una idea muy aproximada de la habilidad que hay que tener para realizar esos caballitos que vemos cuando los pilotos celebran sus victorias.

Si tenéis oportunidad, no dejéis pasar la ocasión de montar en el GP de Valencia.

Ver galeria completa » Simulador de caballitos Nivea for Men GP (15 fotos)

Más información | Club Nivea For Men GP

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios