Compartir
Publicidad

Y niños, así es como el cabezabuque se enfrenta a la selección natural con un smartphone

Y niños, así es como el cabezabuque se enfrenta a la selección natural con un smartphone
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Sí chicos, hubo una época en la que los smartphone no nos tenían esclavizados, diría incluso que éramos más felices sin estar pendientes a cada minuto de una pantalla. No estábamos localizados de forma constante, no vivíamos pendientes de los retuits ni nos enfadábamos si alguien no daba like a nuestra última publicación del caralibro. Ni siquiera imaginábamos tener teléfono en el coche y, mucho menos, en la moto.

Conducir y usar el teléfono es del todo incompatible. Hacer otra cosa que no sea conducir cuando vamos en moto, además, es del todo irresponsable. Pero este cabezabuque está totalmente preso del hechizo de la conectividad y acaba, como tiene que acabar, mal, tal y como podéis ver en este vídeo grabado por él mismo y que debería servirle a él y a todos como moraleja.

Soltar las manos del manillar, quitarse un guante y manipular el teléfono, romperte una clavícula y destrozar tu moto es una obra de arte sólo al alcance del cabezabuque más experimentado. Meterse el móvil dentro del casco para hablar por teléfono, fumar, mandar mensajes, hacerse selfies, beber... son algunas de las "manibriolas" que he visto hacer a motoristas.

Tú seguro que has visto alguna más, y este cabezabuque seguro que ha aprendido la lección. O al menos eso espero, porque de lo contrario la selección natural le habrá dado una segunda oportunidad a todas luces inmerecida.

En Motorpasión Moto | Cabeza de buque

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos