Síguenos

Campaña Bikes Never Crash Alone

En estos momentos la DGT está llevando a cabo una campaña de vigilancia sobre las motos, tal y como nos contó Morrillu en Circula Seguro. Enfocada principalmente en perseguir a los que circulan con exceso de velocidad. Además en el vídeo que vi el otro día sobre esta campaña al conductor que habían parado por exceso de velocidad le hacían un control de alcoholemia. Este control daba 0,0 y comentaban que el porcentaje de moteros que conducen bebidos es muy pequeño. Una excepción de la que tenemos que felicitarnos todos los demás, porque hemos conseguido que se asocie la conducción de una moto con el cero consumo de alcohol.

Lo que no hemos acabado de registrar en la mente de todo el mundo es que cuando una moto se cae, nunca lo hace sola, y la parte más delicada de todas las motos es la persona que va encima. El vídeo que os traigo hoy pertenece a una campaña de una compañía de seguros norteamericana. En él, sin recurrir a la sangre ni a las imágenes “gore” que utilizan algunos otros, te dejan con mal cuerpo. Si pensamos que una moto se destroza de esta manera, estando fabricada de acero, aluminio, plásticos y algunos otros materiales resistentes, imaginad como puede acabar una persona que está “fabricada” de carne y huesos.

Ya se que el tema es recurrente y a muchos no les gusta que lo recordemos. Pero hay que seguir recordando que no somos invencibles ni indestructibles en el caso de vernos envueltos en un accidente. A los que salgáis este fin de semana, tened todos mucho cuidado y volved el lunes a seguir disfrutando de Moto22.

Vía | Asphalt & Rubber

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios