Síguenos

Lamborghini convertido en bola de bolos

Hay relaciones que funcionan, y otras que son un auténtico desastre. En el primer caso podríamos anotar como ejemplo la existente entre Ducati y Audi, que parece ir viento en popa para encarar un 2013 prometedor. Entre las que terminan en desastre ya podemos ir poniendo esta: Lamborghini y BMW.

Siguiendo los pasos de la compañía de Borgo Panigale con la de los cuatro aros, Lamborghini se acercó a las instalaciones de uno de los concesionarios bávaros en Mariano Comense. El resultado de la cita se saldó con tres heridos, un súper-deportivo destrozado y un buen puñado de motos barridas de las puertas de las instalaciones.

Amasijo de BMW

Ahora en serio, dos hombres circulaban con un Lamborghini Murciélago, entendemos que no dentro de la legalidad, cuando el conductor perdió el control del vehículo en un curva, pasando el carril contrario, yendo a parar a la entrada del concesionario BMW y rebotando de ésta a la carretera de nuevo. El destino quiso que en aquel momento no hubiera nadie en su trayectoria pero viendo cómo ha dejado esas motos la velocidad del deportivo italiano no debía ser muy reducida que digamos.

Vamos, un auténtico Dolorpasión™ en toda regla y por múltiple partida. Primero por el destrozo que le ha hecho a semejante belleza sobre cuatro ruedas, que debe estar cerca de ser pecado, y segundo por esa K1600GTS, o el maxiscooter C 650, el 650GT… convertidos en puré alemán que esperaban ansiosas nuevos clientes para devorar kilómetro a sus lomos, tendréis que esperar chicas. Para un C 650 que estaba listo…

¡Gracias Giorgio por la pista!

Vía | Infullgear.com

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios