¿Paras la moto en invierno? Unos consejillos que no vienen mal

Sigue a

Moto bajo la nieve

Con la que está cayendo en España esta semana, este articulo que me he encontrado parece que ni pintado para recordarnos unos consejillos a la hora de guardar nuestra moto en invierno. Si eres uno de esos “valientes” que conduce hasta debajo de la peor nevada puedes pasar a la siguiente página. Pero si eres de los que guarda la moto cuando el clima empeora, apunta, que creo que esto te va a interesar.

Lo primero y principal es guardar la moto limpia. No hay nada peor que esa mugre que se esconde en los rincones y que acaba tan petrificada que luego no salta con nada. Lo mejor utilizar un champú especifico para no dañar la pintura, secarlo todo bien y luego encerar las partes más nobles. En el articulo original recomiendan aplicar una capa de aceite protector a todas las partes brillantes de la moto. En concreto a las cromadas o las de materiales metálicos pulidos. La explicación de todo esto es que tanto la suciedad como la humedad puede producir corrosión.

Lo siguiente que recomiendan es cambiar el aceite del motor y los filtros. Así seguimos evitando cualquier rastro de humedad en la moto. El problema es que en muchas motos modernas esto no se puede hacer si no cuentas con herramienta específica. Y el medio ambiente te agradecerá que si lo haces lleves los fluidos usados a un punto limpio para su reciclaje. No vale tirarlos al contenedor de la basura y mucho menos al desagüe.

Otro detalle que nos cuentan es que con el motor caliente (si haces el cambio de aceite en casa) le eches un poco de aceite en los cilindros a través de los agujeros de las bujías. De nuevo, esto en una moto moderna, puede ser prácticamente imposible. Pero no está de más saber que con ese aceite ahí se protegen los segmentos para la próxima vez que arranques el motor. Pero cuidado con echar demasiado aceite o aceite demasiado denso porque puedes liarla cuando arranques si hay liquido en los cilindros. Creo que de este consejo vamos a hacer oídos sordos.

Si la moto va a estar parada tres meses recomiendan llenar el depósito hasta arriba con combustible fresco y añádele estabilizante para el combustible. Si la moto va a estar parada más tiempo vacía todos los conductos de combustible. Sinceramente lo del estabilizante del combustible no se lo que es, si alguien lo conoce, agradecería que nos contase que tal es esto.

Moto bajo la nieve

Una parte que sufre mucho con el frio es la batería. Si tu moto duerme en un garaje y tienes conexión a la red eléctrica no estaría de mas buscar un cargador “inteligente” que mantenga “viva” la batería estos meses. No hay nada peor que una batería agotada cuando llegas a arrancar la moto. El procedimiento clásico es mantener el nivel de electrolito y meterle una carga convencional cuando vayas a arrancar de nuevo.

Las ruedas conviene hincharlas al máximo recomendado en los flancos e intenta elevar la moto de manera que no toque el suelo ninguna de las dos ruedas. Así te evitas que la goma se quede plana en ese punto y tengas que cambiar los neumáticos cuando vuelvas a circular. Entre las estupideces que un servidor ha probado está lo de rodar (poco y en un recinto cerrado) con una rueda así, y os aseguro que la experiencia es para matarse.

Por último, cubre la moto, ya sea en la calle o en un garaje cerrado. Pero no la cubras con cualquier cosa, busca una funda que sea transpirable para que no acumule humedad debajo. La corrosión por culpa de la humedad condensada es algo más fácil de lo que nos pensamos. Y una funda de esas tan chulas que hay en el mercado tampoco cuesta tanto.

Como veis los consejos son básicos y de sentido común. Quizá en España no haya que parar la moto durante tres meses. Más bien un par de semanas. Pero aún así hay que tener cuidado en que condiciones se hace este parón.

Vía | Motorcyclist on-line
Foto vía | Flickr 1 y 2
En Motorpasión Moto | ¿Eres novato? Apunta estos tres consejos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios