Síguenos

Motocicletas aparcadas

Y quien dice motos dice cualquier otro objeto inanimado porque hasta ahora los neurocientíficos sabían que en la zona del lóbulo frontal existía una zona denominada FFA o Área Fusiforme Facial que era la encargada de reconocer las caras. Pero tras las últimas investigaciones han descubierto que este lugar del tamaño de un arándano da más juego del que parece.

Un equipo de investigadores de Vanderbilt realizó un estudio con varios sujetos utilizando para ello un potente escáner de resonancia magnética. Los resultados publicados en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias confirman que la FFA no solamente sirve para reconocer caras ya que durante las pruebas la zona se iluminaba con pequeños parches, confirmando estar en pleno funcionamiento.

Rankin McGugin, encargado de la investigación, declaraba los siguiente:

No podemos decir que los mismos grupos de neuronas procesan ambas imágenes faciales y objetos al mismo tiempo, pero tras mapear el área FFA con el detalle suficiente podemos descartar que se trate de un área exclusivamente dedicada al reconocimiento facial.

Estos resultados sirven para mejorar los tratamientos de las personas que tienen dificultados en reconocer caras u objetos, como las personas con autismo.

El funcionamiento del cerebro para reconocer las caras o los objetos funcionan de forma diferente en aquellos individuos que no son expertos reconociendo vehículos por ejemplo. La mayoría de la gente los reconoce mediante un esquema de investigación por partes pero por el contrario, los cerebros de los expertos realizan un enfoque mucho más global que es además mucho más rápido.

Foto | NH53
Vía | Mutuamotera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario