SBK Classic Corners, Episodio uno: la curva 12 de Phillip Island

Sigue a Motorpasion Moto

SBK Classic Corners, Phillip Island

Bienvenidos a una serie de posts que nacen de la apuesta de Honda por el Campeonato del Mundo de Superbikes. Y es que la compañía del ala dorada se ha puesto manos a la obra para realizar un viaje por aquellos lugares que han marcado la historia de las carreras con derivadas de serie. Han dedicado mucho tiempo durante la primera mitad de la temporada para traernos en los meses de verano lo que han considerado las “Classic Corners” del mundial. De entre todos los circuitos que se visitan en el calendario se han seleccionado los puntos más espectaculares o importantes.

Nosotros, aprovechando la oportunidad que nos brindan los japoneses, nos subimos al carro para no perdernos ni uno sólo de los vídeos que se irán publicando durante el verano, desmenuzando la información que en ellos nos cuentan y dejándola plasmada en texto, disponible para ser devorada por los motores de búsqueda on-line.

Hoy os traemos el primer capítulo, viajando hasta Australia para aterrizar en el fantástico circuito de Phillip Island. ¿El objetivo? La última curva del trazado aussie, la número 12.

SBK Classic Corners, Episodio uno

Como no podía ser de otra manera, los principales protagonistas de esta serie son los pilotos del Honda World Superbike Team Jonathan Rea e Hiroshi Aoyama, acompañados su peculiar jefe de equipo, Ronald ten Kate. Contarán además con la participación de uno de sus técnicos, Chris Pike, y el director del área de competición de Pirelli, Giorgio Barbier.

Los pilotos nos comentan la extrema dificultad que encuentran para encontrar la línea correcta y que además, cuando la encuentran, el comportamiento de la moto varía de una vuelta a otra de forma radical por lo que hay que saber adaptarse a las posibilidades de los neumáticos. Sin embargo, es una de las favoritas. Según Chris Pike, jefe de mecánicos de Johnny Rea, asegura que la electrónica hace su trabajo durante las primeras vueltas para que el piloto llegue con ciertas garantías al final de la carrera, donde el compromiso por la estabilidad comienza a depender en buena parte de la sensibilidad del puño derecho. Por otra parte, esas gomas Pirelli son especialmente hechas para la ocasión pues al salir de esta curva el cubierta ha sufrido un estrés que, en ocasiones, la lleva a soportar temperaturas de hasta 300º.

La próxima semana nos citaremos en Acque Mineralli, en Imola, de nuevo con los únicos representantes de Honda en Superbikes.

Extra: Marco Melandri, victoria y espectáculo

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios