Sigue a Motorpasion Moto

Guy Martin, un hombre del pasado

¿Qué ocurriría si, de repente, uno de aquellos rockers locos por la competición apareciera en nuestras calles, competiciones y costumbres? Imaginadlo, se encontraría con motos, para él, extraordinarias en cuanto a mecánica, avances y rendimiento. Con potencias que nunca había probado, seguridad que nunca había tenido y sensaciones que multiplican por mil lo que había sentido. También se daría cuenta de lo que ha cambiado el Campeonato del Mundo, del espíritu perdido, de un ambiente viciado por patrocinadores y dinero. Pero daría gracias por haber conservado el TT de la Isla de Man, la North West 200, el GP del Ulster… y se dedicaría a correr con esas máquinas sobresalientes sobre los trazados que recordaba de su tiempo. Si no fuera porque no ha viajado en el tiempo ésta sería la historia de Guy Martin, un auténtico perro viejo en tiempos modernos.

Quizá después de leer este post comprendas por qué se le ha convertido en el protagonista de una película en tres dimensiones sobre la Isla de Man o por qué a pesar de no haber logrado todavía ninguna victoria en el TT se le considera uno de los mejores pilotos de road races. Aparte de piloto, también es un apasionado mecánico y presentador de televisión, por lo que no es de extrañar su desparpajo ante la cámara.

Sesión de fotos para Closer to the edge

La gasolina en sus venas le viene, como es costumbre en estos casos, de su padre Ian Martin, un piloto que hizo sus apariciones en la Isla de Man desde 1976 hasta 1988 casi de forma ininterrumpida. Evidentemente, con una figura paterna que se juega la vida corriendo en motos, ¿qué hijo cabe esperar? Cuando Guy decidió seguir los pasos de de su padre no buscó una plaza en alguna categoría del British Superbikes o el CEV donde dar los primeros pasos sino que fue al norte de Irlanda para competir en la Oliver’s Mount Gold Cup Trophy, que ya ha ganado siete veces de manera consecutiva.

Desde que probó el sabor de la competición, de las carreras y el romanticismo de correr simplemente por gusto sin la presión de nadie, no ha sabido parar. Se ha dedicado a participar en las carreras más famosas y peligrosas, desde North West 200 hasta el Tourist Trophy o el GP del Ulster. Si echamos un vistazo a su palmarés podemos arrojar algunos datos objetivos de su calidad: cinco podios en NW200, cinco victorias en el GP del Ulster y nueve podios en el TT. La victoria está cerca, pero la desgracia también.

Un piloto carismático que podréis conocer mejor en la entrevista que iTV4 realizó en su casa (Lincolnshire) con motivo de la emisión del TT de 2009. Allí observamos el tipo de vida que lleva, carenados en un cobertizo cogiendo polvo, motores a medio montar… aunque todo parece cambiar cuando abre las puertas su taller particular. Amante de las emociones fuertes dedica buena parte de su tiempo libre al Downhill (hace no mucho le robaron su bicicleta) y a reparar o fabricar cualquier cosa que se le ocurra. De hecho, presenta el programa The Boat that Guy Built en la BBC.

Con 29 años vive una de las mejores etapas de su vida. La película en la que participó está siendo un rotundo éxito en Gran Bretaña, el fichaje por Relentless Suzuki no hace más que acercar por fin la victoria que tanto lleva buscando, su teoría de echar primero la leche cobra cada día más adeptos y sus patillas amenazan la barba de Pau Gasol.

Descubriendo a Guy Martin

Guy Martin es el tipo de piloto que hace tiempo que escasea en un mundillo de las dos ruedas donde la precocidad, la influencia del entorno y los motivos económicos han acabado con el alma de los pioneros de la competición.

Foto vía | Facebook
En Motorpasión Moto | TT3D: Closer to the edge, el TT más cerca que nunca, El equipo que salvó a Guy Martin

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios