Panorama motero, futuro incierto con usuarios de perfil diferente

Síguenos

Saliendo del instituto

¿Tu que era lo que más anhelabas cuando tenías 14 años? En mi caso una de las cosas que más quería era tener una moto, algo totalmente prohibido en mi casa. A pesar de todo lo conseguí, y a día de hoy todavía sigo volviéndome a mirar una moto cuando me la cruzo por la calle o cuando oigo algo que suena diferente por la calle. ¿Y qué es lo que quieren los chavales de hoy en día? Pues si atendemos a lo que publican en The Kneeslider un chaval de hoy aspira a tener una novia, una Xbox (o cualquier otra video-consola) y un iPhone. El orden casi es lo de menos y algunas cosas no han cambiado con el tiempo, pero otras si.

Claro que las cosas han cambiado, porque cuando yo tenía 14 años lo más que podías aspirar a tener era un Sinclair ZX-81 y poco más, y ahora casi no recuerdo lo que es vivir sin estar conectado constantemente. Pero retomando las aspiraciones de tener una moto (o un ciclomotor) esta permitía una libertad que hasta la fecha no habías tenido. Y cuando conseguías esa nueva libertad junto a ella iban experiencias únicas que a día de hoy siguen grabadas a fuego en la memoria. ¿Ahora cuantos de esos quinceañeros incluyen una moto en su lista de preferencias? Pocos.

Bici Vs Scooter

Seguramente buena parte de la culpa este cambio de aspiraciones la tenga el gran abanico de opciones que hay disponibles. Vale, pero a mi me parece que parte de ese cambio también lo tiene la criminalización y persecución que hemos vivido estos últimos años los usuarios de la moto. No hablo ya de Moteros, Motoristas o aficionados, si no de cualquier persona que vaya sobre una moto. Claro que la situación económica también tiene culpa en este panorama, porque si antes ya costaba que los padres se rascasen el bolsillo, ahora es misión imposible.

Además hay que sumar otra variable. Porque al subir la edad de acceso a un ciclomotor a los 15 años muchos prefieren esperarse a cumplir unos años más y acceder a un coche, paradigma de seguridad. También cuentan en contra los impedimentos burocráticos que hay para conseguir cualquiera de los carnets de moto actualmente establecidos. Así que tenemos un panorama en el que los que van en moto cada vez son más mayores y detrás no hay nadie que les siga.

Moped Races

Esos Moteros cada vez más mayores también cambian sus intereses. Muchos abandonan las motos deportivas en favor de otras más ruteras o simplemente más cómodas. Y los que no renuncian dedican las motos deportivas a rodar en circuito, y para eso no necesitas la última novedad del catálogo, que cuesta un riñón y se devaluará en cuanto salga por la puerta del concesionario. Pero espera ¿Cuantas novedades hay en el mercado de este año? Pocas, muy pocas. ¿Significa esto que el diseño de las motos se ha estancado? Pues creo que el diseño mecánico hace tiempo que llegó a un nivel muy alto y ahí se mantiene. Lo que más ha evolucionado en los últimos tiempos ha sido la electrónica. Pero esta electrónica aplicada complica y encarece las motos de manera que sólo un bolsillo pudiente es capaz de mantener.

Usuarios de Scooter

¿Qué nos queda? Pues según dicen en The Kneeslider sólo nos quedan las motos eléctricas. Un campo en el que todavía quedan muchos pasos tecnológicos por dar. Claro que si una moto eléctrica es aún más cara de mantener que una moto “normal” serán aún más exclusivas. Quizá así se conviertan en el sueño de las nuevas generaciones como son los súper deportivos de cuatro ruedas. Mientras tanto el mercado está sosteniéndose en las ventas de motocicletas utilitarias, que podríamos catalogar como de baja tecnología, y que son compradas por gente que nunca pensó en conducir una moto a diario. Porque los más jóvenes no se sienten atraídos por estos vehículos que tanto nos han marcado a muchos.

Menudo panorama ¿Verdad?

Vía | The Kneeslider
Fotos vía Flickr | Lindsey Marie; Journeyguy 1; Journeyguy 2; Franco Folini

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios