Sigue a Motorpasion Moto

Ducati Monster 600

De entre todas las Motos Ducati, hay una que lleva casi dos décadas siendo la moto más popular de la marca de Borgo Panigale, la Monster. Este mítico modelo nació de las manos de Miguel Galluzzi, un diseñador italiano que comenzó a trabajar para Ducati cuando esta era propiedad de Cagiva.

La historia dice que para diseñar sus trazos maestros, que hoy se mantienen intactos, que basó en su 851 con la que había tenido un golpe y le había colocado un faro delantero redondo mientras se la reparaban. El resultado final era muy fiel a los primeros bocetos que diseñó Galluzzi, con un chasis multitubular que provenía de la 888, horquilla invertida, una carrocería de reducidas dimensiones y un faro redondo que se ha mantenido hasta hoy.

Ducati Monster 600

Unos dicen que el nombre de Monster viene porque un operario de la fabrica, al ver el primer boceto dijo que era un “monstruo”. Otros dicen que el nombre viene también del propio Galluzzi, ya que cuando la diseñó estaban de moda los juguetes de “monstruos” para los niños. He intentado localizarlo para preguntarselo pero no lo he conseguido, así que cada uno que piense lo que quiera.

Recuerdo que cuando apenas tenía 14 años, mi padre me dejó conducir una moto que me dejó marcado. Era la primera Ducati Monster 900 de la historia. Esa moto me dejó impresionado en los apenas 5 minutos que la conduje por una urbanización desierta cercana a Vigo.

Su aspecto impresionaba y era completamente distinta a cualquier otra moto que habíamos visto hasta el momento. Una de las cosas que más me llamó la atención era lo baja que era, ya que con solo 14 años llegaba perfectamente con ambos pies al suelo, y eso que nunca he destacado por mi altura.

El motor solo tenía 73 caballos, y se trataba de un L-twin de dos válvulas por cilindro. El peso del conjunto era bastante reducido, y sus dimensiones también. Tal vez esa mezcla de conceptos unidos a un aspecto exterior de lo más atractivo y revolucionario fueron la clave de su éxito, un éxito que en su primera año de producción, en el que estaba previsto fabricar solo 1.500 unidades, se tuvieron que ampliar hasta las 5.000 unidades, un tercio de la producción total de Ducati.

Ducati Monster 900

La Monster 900 (M900) fue la primera que salió a la venta en 1993, pero en 1994 le siguió la Monster 600 (M600) y en 1996 la Monster 750 (M750). En el medio nació una versión de la Monster que no conocimos en España, la Monster 400 (M400). Esta versión tan especial de 42 caballos solo estaba dirigida a países como Japón, Italia y Singapur, y básicamente era una Monster 600 con pistones de recorrido y diámetro más reducidos.

La M600 solo tenía un freno de disco delantero, pero su aspecto tenía la misma fuerza que la M900 y la M750. La versión de 600 se convirtió en todo un éxito de ventas, siendo durante años la moto de gran cilindrada más vendida en Italia.

El éxito de la Ducati Monster era imparable, y ya triunfaba en todo el mundo, algo que posiblemente ni Galluzzi ni los directivos de Ducati podían pensar cuando se puso en marcha este proyecto. Por eso mismo comenzaron a salir al mercado otras versiones, como la Monster Dark, un modelo más económico y sencillo que se diferenciaba por el color negro mate de su carrocería.

Menos de una década y la Ducati Monster ya había vendido más de 100.000 unidades en todo el mundo.

Llega la inyección y la revolución

La llegada del nuevo siglo supuso el momento del cambio para la familia Monster, unos cambios sutiles que no deberían estropear una moto que había conquistado a tanta gente. Así en 2000 la M600 fue sustituida por la 620i.e, que incorporaba inyección y pasaba de 52 a 60 caballos de potencia. Su aspecto cambiaba poco, simples detalles para que siguiese siendo inconfundiblemente una Monster.

Ducati Monster Dark

En el año 2000 llegó otra de las versiones más destacadas dentro de la familia Monster, la S4. Ducati era entonces propiedad del grupo norteamericano Texas Pacific Group, y Galluzzi ya no estaba en la compañía, sino que trabajaba para Cagiva.

La Ducati Monster S4 llevaba un motor de 916 centímetros cúbicos, pero no el de la superdeportiva diseñada por Tamburini, sino el de la ST4. Una de las partes que más llamaba la atención en la nueva Ducati Monster era el pequeño cupolino que se situaba encima del faro redondo. Este parecía ser contradictorio con la estética naked de la moto, pero el tiempo ha demostrado que tenía sentido y hasta los modelos de hoy en día lo siguen llevando.

La Monster S4 mantenía su postura de conducción tan característica, con los brazos muy abiertos y el cuerpo ligeramente inclinado hacia delante. No era precisamente la postura de conducción más cómoda, pero hay que decir que ese ha sido y sigue siendo otro de los puntos característicos de la familia Monster.

Este modelo con motor “mil” aumentaba consideblemente sus prestaciones, y así la parte ciclo también se pudo al día con unas suspensiones mejores y cambios en la geometría de la moto.

S4R y S2R

En el año 2003 llegó una nueva evolución de la S4, la S4R. El motor de 916 c.c se sustituyó por el de 996 c.c que daba 113 caballos de potencia, y además se incorporó el basculante trasero monobrazo y una decoración en varios colores con una línea que la atravesaba de atrás a delante.

Ducati Monster S4R

También en 2003 llegaron las Monster 800 y 1000, también refrigeradas por aire como el modelo original. En 2005 llegó la Monster S2R, que mezclaba el motor de 800 c.c y el basculante monobrazo y el aspecto de la S4R.

Tres años más tarde la S4R vio aumentada la cilindrada de su motor de 996 c.c a 998 c.c. Era la Ducati Monster S4RS que incorporaba el motor de la deportiva 999, la moto que ya reinaba en el sector de las superdeportivas. 130 caballos para la que era hasta el momento la Ducati Monster más potente de la historia. Lo más sorprendente de todo es que nueve años más tarde lo sigue siendo.

La familia Monster había crecido mucho, y todas ellas gozaban de gran éxito y ya eran algunas de las motos más populares de las ciudades y carreteras de todo el mundo. Todo el mundo quería tener una Monster, y así llegó la 695, una versión básica que con 73 caballos de potencia se ofrecía a un precio que la hacía alcanzable para casi cualquiera que quisiese una naked de gran cilindrada.

M696 y M1100, presente y futuro de un mito

A finales de 2007 llegó el cambio más radical hasta el momento en la familia Monster, con la llegada de la nueva 696. Este nuevo modelo poco tenía que ver con las anteriores Monster, y se trataba de una versión completamente moderna, vanguardista, pero que todavía mantenía el espíritu de la Monster original.

Chasis tubular, unas dimensiones muy reducidas y un faro delantero que seguía siendo redondo a pesar de llevar una estructura metálica por delante. Los escapes siguen saliendo por la parte de arriba del colín, pero con respecto a las S2R y S4R en este nuevo modelo salen uno a cada lado del colín.

Ducati Monster 696

La Monster 696 bajó mucho de precio respecto a sus predecesoras, y así consiguió convertirse por fin en una auténtica superventas. Fue record de ventas en muchos países, y para que nos hagamos una idea de hasta dónde ha llegado su éxito, basta con decir que en Italia se llegaron a vender 902 unidades en un solo mes.

Pero como es lógico, la Monster 696 no fue el final de esta familia que parece no tener fin, y unos meses más tarde Ducati presentaba la versión 1100. Ésta incorporaba el conocido motor que también llevan entre otras la Hypermotard, llevaba basculante monobrazo y a pesar de la cilindrada del motor, solo ofrece 95 caballos de potencia.

Su secreto está en la ligereza del conjunto, que la convierte en una de las motos con mejor relación peso/potencia del segmento de las naked.

Yo he sucumbido a sus encantos

Esta es de forma muy breve la historia de la Ducati Monster, posiblemente una de las motos más populares de la historia de las dos ruedas. Hay muchas cosas que se nos han quedado en el tintero, ya que la Monster ha conseguido un índice de popularidad tan grande que se podrían escribir varios libros sobre ella, libros que por otro lado existen.

Ducati Monster 1100 S

He de decir que yo también he sucumbido a sus encantos, y desde hace medio año soy un orgulloso propietario de una de las nuevas Monster 1100 S, la versión más alta de gama de cuantas Monster se venden ahora mismo. No se describir que es lo que tiene la Monster para haber conseguido enamorar a tanta gente en sus casi dos décadas de vida, pero lo que si que puedo decir es que cuando llevas una Monster entre tus piernas sabes que no estás llevando una moto cualquiera.

La gente te mira a tu paso, y eso que su aspecto es más bien discreto. Pero precisamente ahí radica el éxito de la Ducati Monster, en haber conseguido convertirse en un modelo que no pasa desapercibido para nadie.

Fuentes | Solo Moto 30, Wikipedia
En Moto22 | Especial Ducati

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios