Aprilia Shiver 750, prueba (conducción en autopista y pasajero)

Sigue a Motorpasion Moto

Aprilia Shiver 750

Nos incorporamos al carril de aceleración de la autopista a la vez que vamos empalmando marchas una tras otra. Una vez a velocidad de crucero legal, dejamos que la Aprilia Shiver 750 nos vaya transmitiendo todo lo posible, y lo vamos memorizando para luego poder contaros las diferentes sensaciones que nos ha regalado esta italiana durante la prueba.

Por ejemplo, se notan dos puntos de vibraciones más acusadas del motor. No llegan a ser del todo molestas pero si se perciben perfectamente en los pies. Por un lado cuando el régimen del motor está a 4.000 o 4.500 vueltas y posteriormente sobre 6.500 vueltas. Jugando con el cambio observo que en esta moto la sexta es muy larga, ideal para llevar desahogado el motor y conseguir consumos bajos pero contraproducente si dejamos caer la velocidad hasta 90 o 100 km/h y luego queremos volver a acelerar con contundencia. O bajamos una velocidad o tardaremos dos quirios en recuperar la velocidad ya que el motor está fuera de la zona buena que comentábamos ayer.

Aprilia Shiver 750

Por otro lado la postura es muy cómoda. A pesar de de no tenemos nada de protección aerodinámica, prácticamente no se nos cansaran nada los antebrazos ni las muñecas y el asiento, muy amplio y bastante más mullido en su parte posterior, nos permitirá cambiar la postura con frecuencia para evitar que nos cansemos. Los estribos tampoco nos obligarán a llevar excesivamente flexionados los pies por lo que las rodillas no sufrirán demasiado. Por último, el viento se deriva con eficacia en la zona de las piernas y no tienden a abrirse como en otras motos similares.

Por último y circulando a velocidad mantenida con el gas abierto muy poco, noté ciertos titubeos en la inyección que se percibían como pequeños tirones, muy leves. Desconozco si es problema de falta de rodaje de la unidad o bien pequeños problemas de ajuste en la inyección y en el acelerador electrónico de la Aprilia Shiver 750 que sé que padecieron en su primera versión y que posteriormente se solucionó.

Aprilia Shiver 750: es hora de probarla a dúo

Aprilia Shiver 750

Recogemos a nuestro pasajero probador (últimamente está haciendo horas extras) para que nos cuente sus impresiones sobre la Aprilia Shiver 750. Lo primero que me comenta es que el asiento es relativamente cómodo pero la ubicación de las asas no es la más acertada ya que casi está sentado encima de ellas y en caso de querer cogerse ocasionalmente, apenas le queda hueco para meter los dedos entre ellas y el cuerpo. Por el contrario, su doble altura e inclinación permiten llegar perfectamente al depósito.

La colocación de las estriberas es correcta aunque estas, al igual que percibí yo hace unos kilómetros, transmiten perfectamente las vibraciones del propulsor en los dos rangos de vueltas comentados. Por encima, a pesar de contar con los escapes por debajo del colín están perfectamente aislados mediante dos piezas plásticas y después de recorrer varios kilómetros, puedes incluso tocar estas protecciones con las manos desnudas sin peligro a sufrir quemaduras.

Aprilia Shiver 750

En marcha, la Aprilia Shiver 750 nos exige ir en la zona buena del cuentavueltas si queremos ir rápido con el peso extra del pasajero, sobre todo en recuperaciones o adelantamientos. De suspensiones va un poco blandita de atrás, acusando la falta de progresividad comentada por lo que si la vamos a usar mucho a dúo, es necesario ajustar la precarga un poco.

Llegamos poco a poco al final de la prueba. El viernes, hablaremos de algún detalle que nos hemos dejado, consumos y veremos que nota final nos arroja la Aprilia Shiver 750.

Continuará...

En Motorpasión Moto | Aprilia Shiver 750, prueba (características y curiosidades), Aprilia Shiver 750, prueba (conducción en ciudad y carretera)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios