Sigue a Motorpasion Moto

Victoria del equipo y Ramón Forcada

Muchas veces atribuimos cualidades casi mágicas a los jefes de mecánicos de los diferentes equipos y en ocasiones no dudo que rocen la sabiduría de los buenos druidas a la hora de enfrentarse a la puesta a punto de una moto. Además, si el jefe de mecánicos en cuestión es extranjero esas atribuciones mágicas se multiplican simplemente por este hecho. Pero realmente si hay una persona que día a día, con método, mucho trabajo y constancia se ha ganado el título de mago de los boxes con honores, este sin duda es Ramón Forcada, jefe de mecánicos del actual Campeón de Mundo Jorge Lorenzo.

Ramón Forcada
A estas alturas, nadie discute que Ramón Forcada es una referencia en el paddock del Mundial. Personalmente es de las pocas personas de las que estoy deseando que conceda una entrevista o aparezca en cualquier televisión para no perdérmelo. Sus intervenciones son lo más parecido a una clase magistral de cómo interpretar lo que está ocurriendo en el Campeonato y por donde discurrirá el futuro del mismo. Pero claro, toda esta sabiduría, experiencia y saber hacer no se adquiere de la noche a la mañana, ni por ciencia infusa.

Desde hace más de 20 años este moianés vive instalado en el mundial de motociclismo, pero para llegar hasta él, aprendió con los mejores. En una época en la que Eduardo Giró probaba los prototipos de motos de campo en su localidad Moiá y tras pedirle algún que otro consejo comenzó a trabajar a su lado llevándole este a trabajar en el mundial con la escudería de JJ Cobas.

Pero junto a Antonio Cobas y Eduardo Giró, de los que aprendió la técnica y gran cantidad de conocimientos, Ramón Forcada siempre recuerda a un maestro industrial que trabajaba con Eduardo Giró en Ossa, Enrique Palero, del que dice que aprendió algo fundamental en su oficioel método de trabajo

El mecánico de carreras, es el único en este negocio que no puede fallar. No puede equivocarse. Por eso las cosas deben estar escritas. Todos deben saber como hay que hacerlas para después, hacerlas siempre igual. Eso es lo importante. Si cometes algún fallo o si aparecen los problemas, entonces, es que has hecho algo sin seguir el método.

Parque cerrado Ramón Forcada

Son muchos los pilotos y equipos que han pasado por sus manos al igual que sus responsabilidades. La lista es casi abrumadora, desde técnico de suspensiones para Showa, jefe técnico de Crivillé, Aspar, Checa, Puig, Xaus, Kocinsky, Barros, Ukawa, Stoner, etc…. Pero Ramón Forcada también ha tenido que evolucionar a lo largo de estos años habituado a trabajar los cilindros de las 2T con el rotaflex y la lima. Incluso «metía mano» a los motores oficiales de las Honda NSR 500 del Team Pons. Ahora, con las MotoGP nadie tiene acceso a “las tripas” de los motores salvo los ingenieros responsables de los propulsores.

Tuve la ocasión de poder presentarme y charlar unos pequeños instantes con Ramón Forcada en el aeropuerto de Ámsterdam hace unos años y tal y como me imaginaba su carácter me pareció amablemente y cercano mientras hablábamos de otra de sus pasiones, la moto de Enduro. Hombre prudente y comedido. Ahora, no dudéis que en situaciones de máxima tensión o estrés no le temblará el pulso para tomar decisiones o ser tajante con sus comentarios. Y si vas buscándole “las cosquillas” te vas a encontrar con un buen adversario delante.

Team Yamaha

Pero independientemente de todos sus conocimientos y experiencia, de su reconocida valía dentro del mundial y de su palmarés, hay otra seña de identidad en su carácter que si cabe, me lleva aún más a encumbrarlo como uno de los más válidos referentes. Sin duda alguna, este rasgo lo podíamos resumir en que si algo considera que no está bien hecho lo dice, no se lo calla le duela a quien le duela, y argumenta sobradamente sus críticas. Así, os animo a ver en cualquier vídeo o entrevista, sus reflexiones sobre el ahorro de costes en MotoGP o la electrónica y seguridad

La electrónica es buenísima para la seguridad. Se debería separar muy bien lo que es para seguridad y lo que es para conducción. Dejaría la parte de la seguridad y quitaría la que ayuda a la conducción. Las carreras serían más competidas y divertidas.

Por todo esto y muchas más razones, con las que me extendería demasiado si las quisiera enumerar, no se me ocurren más palabras que respeto y admiración para hablar de Ramón Forcada, el mago de los boxes.

Fotos | Yamaha Factory Racing

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios