MotoGP Qatar 2011: la inexplicable carrera de Héctor Barberá

Sigue a Motorpasion Moto

Héctor Barberá salió muy decepcionado de Qatar

Durante éste fin de semana en el Gran Premio de Qatar pudimos ser testigos de una de las grandes sorpresas de la temporada. Y es que la mejor Ducati de la parrilla fue, tanto en los libres como en los cronometrados, la de Héctor Barberá y no ninguna de las dos máquinas oficiales de Valentino Rossi o Nicky Hayden. Justo antes de que se apagara el semáforo que daría comienzo a la carrera esperaba ansioso ver el rendimiento real del piloto del Team Aspar. Por desgracia volvió a sorprendernos.

Y es que quizá me ilusioné demasiado. Por que para ser sinceros después de ver la charla vía Twitter de hace una semana no habría apostado por nada más allá de un octavo puesto en la carrera, que ya hubiera sido un gran logro. Pero al llegar a Qatar su ritmo fue increíble haciéndome creer que podría mantenerlo. De hecho, el comienzo fue prometedor, aguantando los ataques del mismísimo Dottore pero unas pocas vueltas después el de Dos Aguas perdía fuelle.

Optimismo previo a la carrera

Lo malo es que lo hacía de una forma brutal. La euforia inicial se convertía en conformismo cuando la Desmosedici con el 46 le pasaba, en angustia cuando Ben Spies hizo lo propio y en decepción cuando hasta Colin Edwards le dio caza. En aquel momento la verdad es que no le di mucha importancia; simplemente la realidad había terminado por imponerse al sueño de Héctor.

Pero una vez pasaron las horas el propio piloto nos contaba que en su equipo habían llegado a la conclusión de la goma trasera de su Ducati era defectuosa al comprobar en la telemetría que deslizaba demasiado, mala suerte supongo. Al leerlo me propuse demostrarme a mi mismo que no lo decía por decir, que no era ninguna excusa ni estaba intentando quitarse culpa de encima, y lo conseguí. Fui sin dudarlo a consultar el ritmo que había mantenido Barberá durante los entrenamientos libres previos a la carrera y allí me tope con la primera verdad: en las 10 vueltas completas reales que dio en la FP3 consiguió un tiempo por vuelta medio de 1.56.5.

Ha sido una carrera complicada para nosotros. Desde la primera vuelta no he pilotado a gusto, me he dado cuenta de que la moto no estaba funcionando como ayer, ni siquiera como en el warm up de esta tarde. No entendía qué pasaba, porque no tenía nada de adherencia en la rueda trasera de la moto. Debía esperar para abrir gas y, si entraba rápido en las curvas, la rueda patinaba. Me ha dado rabia ver cómo mis referencias cambiaban por momentos, y no conseguía repetir lo logrado durante todo el fin de semana. Estamos analizando el origen de nuestro problema, y viendo la telemetría, parece que la moto no se ha comportado igual que el resto de días. No debemos lamentarnos, hemos tenido mala suerte, pero estoy seguro de que en Jerez cambiará. Me quedo con lo positivo, que hemos rendido muy bien durante todo el fin de semana, y poco a poco estamos encontrando la línea a seguir para la temporada”

Nada mal si tenemos en cuenta cual es el objetivo de uno de los equipos más modestos de la parrilla. ¿Y en la carrera que ritmo tuvo? Ésta fue la segunda verdad con la que me topé. Héctor sufría para llegar al 1.56 que había conseguido e incluso comenzaba a caer en el 1.58 poco antes del final de la carrera. Es decir, hasta dos segundos más lento de lo que había sido durante todo el fin de semana. Después de todo esto no puedo más que alegrarme por lo que demostró tanto piloto como equipo en éste Gran Premio y espero que vuelvan a darnos muchas más alegrías en ésta temporada. Vosotros, ¿qué pensáis? ¿qué podemos esperar?

Fotos vía | Team Aspar
Más información | MotoGP.com
En Motorpasión Moto | GP de Qatar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios