Sigue a Motorpasion Moto

Assen Holanda

Ha transcurrido un nuevo Gran Premio más en el que en los despachos se trabaja para intentar cambiar o enmendar lo que sucede en la pista. Si dejamos a un lado las declaraciones de los pilotos implicados Jorge Lorenzo y Álvaro Bautista en el incidente de MotoGP, y aunque podamos seguir debatiendo para sacar más o menos la conclusión casi unánime de que Jorge Lorenzo se ha equivocado en sus declaraciones y que como de sabios es rectificar, ha pedido las oportunas disculpas en su cuenta de Facebook reconociendo que “se pasó un poco con su discurso”.

El caso, es que si nos despistamos con todo este lío de declaraciones puede que no nos deje ver que realmente el intrusismo en la competición cada vez es mayor. No debemos de olvidar, por mucho que se empeñen algunos en negar, que este deporte nuestro que tanto nos apasiona, es un deporte de contacto y que a veces van a coincidir dos pilotos y sus monturas en el mismo espacio tiempo intentando ser los primeros. Pero, por qué no imponer el sentido común y solo sancionar cuando las conductas de los pilotos sean manifiestamente oportunistas y con indudable voluntad de crear situaciones peligrosas.

Además el ejemplo lo tenemos muy cercano en el campeonato de SBK. Tan cercano como que lo hemos podido ver también este fin de semana en Motorland Aragón cuando Kenan Sofuoglu intimida de muy malas maneras a Fabien Foret hasta llegar a tocarse. Evidentemente una actitud así si es sancionable, pero lo visto este fin de semana en MotoGP con la colada de Álvaro Bautista no deja de ser un infortunio provocado por un error sin ninguna intencionalidad. Lo mismo pienso sobre el incidente entre Marc Márquez y Pol Espargaró de la anterior carrera, ninguno de estos “lances” deben ser sancionados.

Pero dejando a un lado todo el intervencionismo que nos rodea este año en el campeonato y analizando lo ocurrido en la pista de Assen, el caso es que los aspirantes al título en dos de las categorías, han dejado escapar unos puntos preciosos a favor de los favoritos. Así tanto Pol Espargaró en Moto2 como Jorge Lorenzo en MotoGP si ya lo tenía complicado en su lucha respectiva contra Marc Márquez y Casey Stoner, ahora van a tener que sudar cada punto que quieran lograr arrancar a sus rivales. Sin duda esta presión añadida es la que hace que fallos como el que cometió Pol Espargaró yéndose al suelo por precipitación, puedan volverse a repetir. Y en el caso de Jorge Lorenzo y Casey Stoner nos llevará, espero y deseo, a una verdadera lucha por el título en la pista. No como el “tostón” de carrera que una vez más hemos visto en Holanda.

Salida GP Holanda

Con respecto a la divertida y disputada categoría de Moto3 hemos visto quejarse amargamente a Luis Salom porque su motor no corre tanto como otras carreras y corre menos que el oficial de KTM. Oscuras insinuaciones las de Salom que esperemos no le traigan problemas. Ahora, vergonzosa si que fue la situación al dejarle entrar en el corralito siendo cuarto. Parece que cuando en los despachos hay que trabajar duro y rápido, no se hace con tanta efectividad como cuando hay que influir en la competición. De vergüenza, sobre todo cuando un simple aficionado tumbado en el sillón de su casa con la imagen cenital en la pantalla aprecia claramente que Luis Salom es cuarto, sin demorar la decisión más que unos segundos desde que se dispone de la imagen.

Maverick Viñales sigue siendo el líder más sólido de la categoría con el permiso de Sandro Cortese que no duda en pelear con uñas y dientes cualquier posición incluso teniendo contacto con su compañero de equipo. Pero Maverick acéptame un consejo, no celebres tus victorias a manotazos con la cúpula, no siendo que un despacho se encuentre alguien “con ganas de intervenir” y sabe Dios la sanción que se le puede ocurrir.

Fotos| Repsolmedia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios