Sigue a

Alessandro Cicognani, Valentino Rossi y Vittoriano Guareschi

Creo que a estas alturas de curso nadie duda de que Ducati está en una encrucijada que puede decidir su futuro inmediato en MotoGP. Cuando todo parecía apuntar a que iban a seguir reverdeciendo los laureles que les había dejado Casey Stoner Ducati parece más perdida que nunca y necesita una estrategia para afrontar con alguna esperanza la temporada 2013 del Mundial de MotoGP.

Así que a casi nadie le han extrañado mucho las declaraciones de Alessandro Cicognani, el jefe de Ducati. Con la intención de tener una moto competitiva están pensando en apoyarse en un equipo satélite que ayude a lograr resultados más eficaces con mayor rapidez para el equipo de fábrica. ¡Toma ya! Y qué mejor ejemplo que el equipo Yamaha Tech3, que en estos momentos podríamos catalogar como el mejor equipo satélite de la temporada. Incluso por delante del Honda Gresini. Pero la idea de los italianos va un paso más allá al hablar de motos con especificaciones de fábrica.

Los dos equipos mejor situados en esta quiniela son el Pramac Racing y el Marc VDS (actualmente en Moto2 con Scott Redding y Mika Kallio). Lo que pasa es que el Pramac lo está pasando bastante complicado esta temporada por la quiebra de su principal patrocinador aunque cuenta a su favor que ya conocen el material y cuentan con un piloto como Héctor Barberá que además conoce la categoría. Pero los italianos prefieren tener un equipo con dos pilotos en la categoría, tanto que incluso serían capaces de pagarle ellos mismos el sueldo si el Pramac no pudiese afrontar el gasto. Gasto que tampoco parecen poder afrontar en el Marc VDS, que ha declarado que prefiere ganar en Moto2 a subir a MotoGP y ser unos rellena-parrillas.

El que no parece contar nada para la temporada 2013 es Karel Abraham, que podría quedarse sin MotoGP el año que viene por los flojos resultados de esta temporada. Otro detalle aprendido por la vía dura en la marca de Borgo Panigale. No siempre el dinero garantiza los resultados si el piloto no es de primera línea (y ni aún así).

¿Pero y esos pilotos de calidad que garanticen resultados a la vez que prueban cosas nuevas? Pues Cicognani no cita ningún nombre en concreto, pero si que dice que sólo hay que fijarse en las estrellas que actualmente están brillando en Moto2 y que están ansiosos por subir de categoría. La guinda la ponen las pruebas que han hecho esta misma semana Scott Redding y Andrea Iannone. Otro aviso para navegantes es la frase en la que dice que no pueden tener dos motos diferentes porque eso no ayuda al desarrollo.

Llegado este punto podemos resumir la idea del Junior Team de Ducati es que quieren un equipo satélite, directamente apoyado por fábrica, con dos pilotos jóvenes pero punteros que les ayuden a desarrollar en paralelo la moto. Esto dejaría manos libres al equipo oficial para centrarse en correr con la moto sin tener que probar los experimentos que hagan en la fábrica. Lo que no explican es si esos experimentos los pide uno de los pilotos del primer equipo quién los probará.

Valentino Rossi adios a Ducati

Claro que mientras redactábamos este articulo ha saltado la noticia de que Valentino Rossi tendría firmado ya un contrato con Yamaha por dos años que incluiría correr en Superbikes con la marca de los diapasones en 2015. Aunque no hay confirmación oficial cuentan que han visto al piloto italiano en el cuartel general de Yamaha en Amsterdam. Parece que de esta manera todos quedarían contentos, Ducati podría hacer el equipo y la moto que a ellos les pareciera sin tener que atender a los deseos de un piloto puntero. Y ese piloto se iría a un equipo (todavía por definir) que le proporcione material de primera línea acorde a su manera de conducir. Veremos cómo evoluciona esto en las próximas entregas de este largo culebrón.

Vía Motomatters | Junior Team Ducati; Valentino ficha por Yamaha

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios