La puesta a punto de una Moto2, buscando el equilibrio que otros intentan alterar

Síguenos

Equipo Catalunya Caixa y Marc Márquez

Todos hemos oído muchas veces que los equipos de competición utilizan los entrenamientos para poner a punto la moto, algo que se hace en cualquiera de las tres categorías del Mundial de MotoGP. Pero que gracias al equipo Repsol de Marc Márquez ahora vamos a conocer un poco más. Aunque no esperes conocer secretos como a cuantos clicks está la horquilla o cual es el tarado del amortiguador trasero.

El trabajo de puesta a punto realmente se inicia el jueves previo a la carrera, momento en el que se rescatan del archivo los datos de otros años, ya sean carreras o entrenamientos. De esta manera se configuran los primeros parámetros de la moto. Por ejemplo, si el circuito cuenta con grandes frenadas, la configuración buscada es la que ofrezca más estabilidad en esa situación.

Equipo Catalunya Caixa de Moto2

Claro que las cosas no son tan sencillas, porque una moto de competición es un auténtico laboratorio rodante en el que se puede configurar prácticamente todo. Además cambiar un punto puede variar (a peor) otro. En palabras de Santi Hernández, el director técnico del equipo, al variar la geometría de la moto puedes facilitar el giro en curva, pero al mismo tiempo puedes perder estabilidad en la frenada. Por eso el objetivo del equipo es conseguir un equilibrio ideal en la moto que permita manejarla fácilmente sin perjudicar demasiado otros aspectos.

Claro que todos estos cambios y configuraciones no tienen sentido sin el piloto. Que en definitiva es el que va subido en la moto y el que comprueba que cada cambio que se hace en la moto sea conveniente. Ahí Santi Hernández hace la labor de interprete entre los mecánicos y el piloto. Él es el que escucha las sensaciones de Marc (siempre en inglés) y las transmite a los mecánicos para que hagan los ajustes necesarios.

Marc Márquez y sus mecánicos

Aunque no sólo se utilizan las sensaciones del piloto, también están los datos de la telemetría, que son los jueces imparciales que dicen si aquello está funcionando correctamente o no. En la moto de Marc Márquez se controlan nada menos que 117 parámetros, lo que permite visualizar (a través de los gráficos producidos por los datos recogidos) la frenada, el comportamiento de la suspensión delantera o trasera, la aceleración o cuánto derrapa la rueda trasera. Además también cuentan con programas capaces de simular los resultados de algunos cambios realizados antes de que los pruebe el piloto.

Lo mejor es que todos estos ajustes y detalles necesitan que el domingo el piloto se suba a la moto y le de al mango para ganar carreras. Si durante todo el fin de semana no se ha realizado correctamente todo este trabajo el piloto difícilmente podrá ganar o simplemente hacerlo bien. Pero el que realmente se llevará los laureles será él, ahora si durante la carrera falla algo en la moto los que se llevarán todas las culpas serán los sufridos mecánicos.

Marc Márquez y mecánicos

Pero esta semana no sólo se ha hablado de Marc Márquez y su equipo por conseguir el Campeonato del Mundo de Moto2. Hay algunas publicaciones están acusando al equipo de Marc Márquez de hacer trampas. Aunque precisamente Mike Webb ha salido a defender el trabajo del equipo campeón de Moto2, lo que parece que despeja cualquier duda que se pueda arrojar sobre el campeonato de Moto2 conseguido este año.

Concretamente en Speedweek, una revista del motor alemana, acusan al equipo de que están utilizando un mapa de inyección ilegal que permite seguir inyectando gasolina en los cilindros cuando el piloto actúa sobre el sistema de cambio rápido, el llamado Quick Shift. Así cuando el piloto abre el gas ya hay gasolina en los cilindros y de ahí las fulgurantes aceleraciones del piloto y su montura durante toda la temporada. Siempre según Speedweek, ese mapa ilegal se cargaría en la ECU de la moto (ECU que es estándar para todos e inviolable por reglamento) en la parrilla de salida y se borraría en cuanto se apague el motor.

Marc Márquez Campeón de Moto2 2012

Según las palabras de Mike Webb, el director de carrera y en parte responsable de controlar que no pase nada irregular en las motos, esto que os acabo de contar es irrelevante además de incorrecto. Según los técnicos que trabajan con él lo de cargar un mapa que se auto-borre es imposible. Y en lo que corresponde al Quick Shift no existe ninguna limitación, ya que no está considerado como parte integrante del motor y se puede configurar como quiera el equipo. De todas maneras, este sistema de cambio de marchas rápido ya fue enviado al director técnico, HRC y Geo Tech (los preparadores de los motores) para su aprobación. Tal y como hacen todos los equipos.

Así que parece que todas esas acusaciones que se han hecho no tienen base, ya que todo lo que presentan como ilegal está reflejado y permitido en los reglamentos. Aunque como guinda a todo esto, la respuesta desde el equipo ha sido que si alguien tiene alguna duda sobre su moto, que pidan en la próxima carrera que esta sea revisada por completo. ¿Veremos destripada la moto de Marc en la próxima carrera de Valencia o los acusadores se callarán dejando que su acusación siga creciendo sin ningún fundamento?

Mira que han intentado echar por los suelos los méritos de Marc Márquez y su equipo a lo largo de su corta pero fulgurante carrera en el mundial. Y mira por dónde, nunca nadie ha conseguido transformar en realidad ninguna de esas acusaciones. ¿Tan mala es la envidia? De todas maneras estaremos atentos a lo que pase en los boxes este fin de semana no veamos a alguien con unos alicates des-precintando la moto para comprobar que todo está en su sitio.

Vía | Repsolmedia; Motomatters (en inglés); Speedweek (en alemán)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios