Compartir
Publicidad
Jorge Lorenzo, un túnel subacuático y una luz intermitente
MotoGP

Jorge Lorenzo, un túnel subacuático y una luz intermitente

Publicidad
Publicidad

Cuando, el pasado sábado al mediodía, Marc Márquez se sacó de la manga una vuelta estratosférica para dejarle sin pole, Jorge Lorenzo no estaba precisamente contento. Pero su estado de ánimo no obedecía al hecho de haber perdido su posición de privilegio en parrilla. Poco le importaba salir segundo, su preocupación iba mucho más allá de ocupar un pedacito de asfalto u otro antes del fundido a negro del semáforo.

La seriedad de su rictus hundía sus raíces en el cielo de Brno. Ya el sábado se temía lo peor, y al alba dominical, sus peores presagios se tornaban ciertos: lluvia. Otra vez lluvia. Sin visos de secarse durante el transcurso de la mañana, el balear no podía creer su mala suerte. Por tercera vez en cuatro carreras, MotoGP arrancaría en mojado.

La entrada al túnel

Jorge Lorenzo Brno Motogp 2016 Yamaha

Lorenzo no daba crédito. "¿Tú también, Brno?", se preguntaba bajo el casco el balear, ganador hace un año en un escenario que nunca en la historia de la clase reina había albergado una carrera en agua. El español, que había llegado al GP de la República Checa dispuesto a meter presión a Márquez, se veía condenado a un nuevo ejercicio de supervivencia.

Las luces del semáforo dejaron de brillar, y Lorenzo empezó a perder posiciones, a verse engullido por el pelotón. Como en Assen. Como en Sachsenring. Volvía a hacerse patente un problema relativamente novedoso: una ausencia total de feeling con su M1. La incapacidad de entender lo que le pedía esa máquina con la que ha viajado a los altares del motociclismo es la sensación más frustrante para el 99.

Jorge Lorenzo

No hace tanto, Jorge Lorenzo era un valor seguro sobre el agua, pero aquella caída en los libres de Assen 2013 lo cambió todo.

Hasta hace relativamente poco, Jorge ganaba en mojado. ¿Cuándo empezó su calvario? Aunque la respuesta sólo está en su cabeza, hay una fecha que la gran mayoría de los aficionados señalan como el día en el que cruzó el umbral del túnel subacuático que aún no ha logrado atravesar para salir a respirar a la superficie: el jueves 27 de junio de 2013.

Tras dominar, en seco, la FP1 de aquel TT de Assen de hace tres años, se puso a llover. En la segunda sesión, el mallorquín afrontaba su octavo giro cuando sufrió una dura caída que le provocó una fractura de clavícula. Por aquel entonces, la noticia fue su heroica presencia en carrera tras operarse, logrando una quinta posición con la que dejó boquiabierto a todo el mundo y parte del extranjero.

Una luz que va y viene

Jorge Lorenzo 2014

Sin embargo, lo sucedido un año después en el mismo sitio, evidenció que aquella caída dejó una herida más profunda que nada tenía que ver con un hueso fracturado. Aquel día, Lorenzo reconoció haber pasado miedo, pero trató de restarle importancia: "Es cosa de un día, de este circuito, de un recuerdo muy concreto", comentó tras acabar 13º en una carrera flag to flag en la que no fue competitivo en ningún momento.

Dos años después, cada vez está más claro que no se trataba de un día ni un circuito concreto. Pero, en el momento, los hechos apoyaban la teoría del propio Jorge: en la siguiente carrera, en Sachsenring (la de la mítica escena de casi todos los pilotos saliendo desde pit lane), subió al podio en mojado tras las dos Honda, habituales dominadoras del trazado alemán también en seco.

Jorge Lorenzo Aragon 2014

En 2014, el podio en Sachsenring y la victoria en Aragón parecían dar por terminados sus problemas en mojado, pero en 2015 volvió a las andadas.

Meses después, en Aragón, llegaría su primera victoria de 2014. Y fue en agua. Los fantasmas parecían quedar enterrados para siempre: Lorenzo veía la luz al final del túnel y se dirigía a la superficie. La prueba de Silverstone 2015 así lo refrendaba. Pese a que no lograba subir al podio, se quedaba a las puertas y entraba en meta a menos de seis segundos del vencedor, Valentino Rossi.

También en Misano parecía tener solventados los problemas en agua, y se le vio en la lucha por la victoria... hasta que se fue al suelo. Cuando parecía estar más cerca que nunca, la luz volvía a apagarse. Pese a que después lograría enmendar aquel error con un final de temporada memorable, aquella caída hipotecó sus opciones de título.

El apagón del título

Jorge Lorenzo Brno 2016

Llegamos a Assen 2016. El peor apagón de todos. Después de perder el liderato de la general al ser derribado por Andrea Iannone en Montmeló, seguía siendo el gran favorito a un título en cuya lucha estaba enfrascado con Marc Márquez y Valentino Rossi... hasta que se puso a llover. Aquel recuerdo concreto volvió a hacer su aparición y el 99 vivió uno de los peores días de su vida.

El décimo puesto no refleja el desastre de aquel día. Superado por todos los pilotos, el balear se encontraba cerrando la tabla en la 19ª posición, cuando una bandera roja interrumpió la carrera. No fueron mejor las cosas en la reanudación, y si logró rescatar seis puntos fue gracias a la infinidad de caídas. Pero entrar a 27 segundos de Jack Miller en una carrera de 22 minutos da buena muestra del fiasco.

Jorge Lorenzo Sachsenring Motogp Yamaha

En Brno sus sensaciones mejoraron, pero el neumático fallo: tercer fiasco en agua en las cuatro últimas carreras que le alejan del título.

A su brecha mental se le une su nula confianza en el neumático delantero de Michelin cuando una película de agua cubre el asfalto, y en Sachsenring se repitió el infierno. Finalizó 15º y el último entre los que no fueron doblados. Cruzó la meta a un minuto y 17 segundos de Márquez, que con 45 puntos en las dos carreras pasadas por agua había dado un paso de gigante hacia recuperar el título.

Y volvemos a Brno. Las primeras vueltas fueron la misma pesadilla, pero la luz apareció. Sus tiempos empezaban a mejorar, comenzó a ganar posiciones y llegó incluso a vislumbrar el horizonte del podio, cuando se le desprendió parte del Michelin delantero, lo que le obligó a entrar a boxes y le dejó sin puntuar. Las sensaciones habían sido positivas, pero la luz volvió a apagarse. Y con ella, poco a poco, se va apagando la luz del título.

Jorge Lorenzo Motogp Alemania

Fotos | Yamaha
En Motorpasion Moto | GP República Checa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos