Compartir
Publicidad
Gran Premio de Malasia; aficionados de palo y fantasmas de colores
MotoGP

Gran Premio de Malasia; aficionados de palo y fantasmas de colores

Publicidad
Publicidad

De un tiempo a esta parte llevamos notando una tendencia cada vez más generalizada entre los espectadores de los Grandes Premios. Han sido varias las ocasiones en las que la actitud del graderío se asemejaba más a un patio de colegio que a un grupo de adultos y menores acompañados dispuestos a disfrutar de un deporte tan bello y espectacular como es el motoclismo.

Después del Gran Premio de Australia dejé este tema en la nevera porque no sabía si merecía la pena ni siquiera prestarle atención, pero en Malasia se volvió a repetir, y con más vehemencia y saña aún. Algunos energúmenos jalearon la caída de Marc Márquez mientras lideraba en Phillip Island, pero fue absolutamente lamentable ver los aplausos y la alegría del público malayo al ver caer pilotos de Moto3 en Sepang.

Una historia de falsos aficionados con fecha de caducidad

Marc Marquez Motogp Gp Malasia

Intento tomármelo con humor, porque se me viene a la cabeza aquel capítulo de Los Simpson en el que miles de personas van a ver la Nascar con el único aliciente de que algún coche se estrelle para disfrutar del espectáculo gratuito. Total, no podemos cambiar cómo piensan esos "aficionados" sin ningún tipo de respeto ni empatía, pero lo cierto es que no tiene la más absoluta de las gracias.

La polarización de los espectadores llegó a su máximo exponente tras el suceso ocurrido un año atrás en el Gran Premio de Malasia con el triste encontronazo entre Valentino Rossi y Marc Márquez. Desde entonces las faltas de consideración hacia los pilotos han sido el pan de cada día en los GG.PP., y ahora que parecía que por fin las cosas se calmaban algunos se encargan de volver a llamar a los peores fantasmas del pasado.

Picsart

Todos tenemos afinidades por unos u otros pilotos, pero debemos mostrar respeto por todos y cada uno de los que salen a pista para jugarse la vida mientras nos brindan un bonito espectáculo a los espectadores. Desde el primero de MotoGP hasta el último de la Red Bull Rookies Cup, todos salen dispuestos a dejarse la piel, literalmente.

Ahora las gradas se tiñen de uno u otro color, en función de a quién apoye cada uno, el resto no solo no les interesa, sino que son objeto de sus pitos y abucheos hasta cuando aparecen en las pantallas, desatando un clamor con la caída de Márquez. Así no se disfruta de ningún deporte, pero mucho menos del motociclismo. De hecho, esa actitud deplorable va en contra de cualquier tipo de deportividad.

En esta ocasión cuando preguntaron a Marc por lo ocurrido no se mordió la lengua y apuntó directamente al fanatismo desatado tras los acontecimientos del año anterior como el culpable de esos males: "cuando en Moto3 hubo múltiples caídas y vi que aplaudían, ya era lamentable. El aficionado al motociclismo quiere ver el espectáculo, pero Rossi es muy grande en toda esta parte. Al final esto no cambia que el título lo tenemos nosotros".

Motogp Gp Malasia 2016

Tampoco Jorge Lorenzo se quedó al margen y opinaba que "me encantaría que todos los fans tuviesen la educación de respetar a todos los pilotos, en general, incluso aunque sean rivales acérrimos como en este momento. Eso no está pasando ahora y ojalá pase en el futuro y todos entiendan que el respeto es lo primero que no hay que perder, para que todos vengan a las carreras a disfrutar y a apoyar a todos los pilotos que nos jugamos la vida".

Y no hace falta que un piloto se caiga para respetarle, hay que hacerlo desde que se calza el mono. Cada piloto que se cae es un piloto menos en pista al que ya no se verá en pista en esa carrera, que ha dado todo sus esfuerzos para ofrecer imágenes dignas de alabanza y que podría haberse hecho mucho daño. Lo que se merecen estos pilotos es una ovación de verdad.

Sí que es cierto que esto no pasa siempre, en algunos lugares y dependiendo del tipo de aficionado, la masa es más proclive a mearse fuera del tiesto entendiendo rivalidad y fanatismo como falsos sinónimos. El único consuelo es saber que esta actitud no lleva a ninguna parte más allá de hacer la gracia en el momento. El hooliganismo tiene fecha de caducidad, y como el envase ya está abierto a ver si tenemos suerte y hay que tirarlo pronto.

Fotos | Ducati Press, Avintia Racing, Yamaha MotoGP
Más información | MotoGP
Más en Motorpasión Moto | GP Australia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos