'Fastest', la peli de Mark Neale sobre MotoGP: interesante y con Valentino Rossi de protagonista

Sigue a

Fastest en Japón

El pasado lunes, festivo por estos lares, estaba llegando a unos niveles inaguantables del forzoso síndrome de abstinencia de competición, y concretamente de MotoGP, así que tuve la genial idea de saciarlo con la última película de Mark Neale sobre el campeonato. Se trata de Fastest, que salió ya hace unos meses en nuestro país y de la que ya Miki nos estuvo hablando por aquí. Y sinceramente, es muy interesante, pero esperaba algo más.

Recordemos de entrada que el amigo Mark ya cuenta con otros dos títulos del mismo tipo: Faster y The Doctor, The Tornado and The Kentuchy Kid, y es el primero de ellos el que más me ha impresionado hasta la fecha. Pero vamos al que nos ocupa hoy, que es ‘Fastest’. Para empezar, os diré que hasta para un rossista como yo parece un poco excesivo que las casi dos horas de documental estén tan centradas en la figura del genio italiano. Ojo, que disfruté de lo lindo y que tiene capítulos realmente imprescindibles, pero claro, la peli llega hasta finales de 2010, justo en el cambio de Vale a Ducati, y con lo que hemos visto ya podemos responder a varios interrogantes que quedan abiertos en el film, como ¿quién es el más rápido en este momento?

Hay que decir que el comienzo de ‘Fastest’ es impresionante, nada más y nada menos que el adelantamiento de Rossi a Lorenzo en la última curva de Montmeló, y aquí ya vemos quién será el protagonista. No voy a pararme mucho en la acción en sí, porque ya todos la conocemos y sabemos que es una de las imágenes más bonitas que nos ha dejado MotoGP en los últimos años, pero lo que sí sorprende es escuchar las opiniones de los protagonistas, incluyendo la de Valentino diciendo que pensaba que, si se caía, al menos esperaba que Jorge se cayera con él, todo esto dicho por supuesto entre risas. He de reconocer que esa carrera tiene para mí un significado especial, ya que la noche antes conocí a la que aún es mi sufridora novia. Así que aquél fue un fin de semana redondo.

Uno de los puntos fuertes del documental es precisamente ese, las declaraciones de los pilotos, muchas veces sorprendentes y fuertes. Es irónico, por ejemplo, escuchar al añorado Marco Simoncelli decir algo así como que en la pista quieres matarlos a todos, pero luego te vas de cervezas con ellos, o al siempre simpático Colin Edwards decir que en el duro accidente de Montmeló en el año 2006 creyó que acababa de ver morir a Marco Melandri.

Carátula 'Fastest'

Y es que las caídas es otro de los temas principales y más interesantes de ‘Fastest’, y no hablo de imágenes impactantes ni nada de eso, sino de las sensaciones de los pilotos o lo que piensan de ellas. Por supuesto, la caída de Valentino en Mugello donde se partió la tibia y el peroné tienen también un especial protagonismo, y aunque se regodea demasiado en su regreso, vemos declaraciones bastante interesantes sobre la cuestión.

Ahora bien, todo esto que he comentado, puede ser un poco añadir cosas sobre imágenes y momentos que todos hemos vivido y del que tenemos nuestra opinión, pero sin duda para mí hay dos apartados que considero los más interesantes. El primero es la explicación de por qué hay tantos (y tan buenos) ingenieros japoneses y su relación con la industria aeronaútica. Geniales las comparaciones de las motos y los aviones, concluyendo, a grandes rasgos por supuesto, que una moto es un avión sobre el asfalto.

El otro punto que me mantuvo pegado al televisor es cuando hablaban de la puesta a punto y de las múltiples variables que influyen en lo rápido que vaya el piloto. Esto por supuesto ya lo conocemos, pero profundizan de una manera simple pero efectiva un poquito más, con el punto de vista de los profesionales, y resulta apasionante.

Podría estar horas desgranando detalles (y destripando también la peli), pero es verdad que incluso con sus defectillos, ‘Fastest’ es más que recomendable y os puedo asegurar que tenéis un par de horas de diversión asegurada. Sí es verdad que las imágenes no son tan espectaculares como esperaba, y que a veces la forma de contarlo todo se hace un poco deslavazado. Pero repito, es una buena manera de quitarnos el mono hasta que empiece la competición. Y por cierto, una última recomendación, vedlo en versión original con subtítulos, que la voz de Ewan McGregor es un plus por supuesto, y el doblador en la versión española (con todos mis respetos) da la impresión de encontrarse más a gusto en galaxias lejanas o viendo pasar trenes que en un documental de motos.

En Motorpasión Moto | Tráiler de la nueva película “Fastest” sobre MotoGP

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios