Wayne Gardner, Lucio Cecchinello, Oscar Haro y Herri Torrontegui: de charlas y carreras

Sigue a

Presentación Elf

Herri Torrontegui, Wayne Gardner y Lucio Cecchinello

La semana pasada os contamos que el lunes habíamos estado con la gente de Elf, que nos presentó su nueva gama de productos para el 2013. Como invitados, sabéis que tuvimos el honor de contar con pilotos de la experiencia de Wayne Gardner, Lucio Cecchinello y Herri Torrontegui, con los que pudimos charlar del pasado, del presente y del futuro de la competición, convirtiendo la mañana en el Jarama más productiva todavía si cabe.

La importancia del aceite en competición

Los tres remarcaban algo muy importante en la competición y que pasa desapercibido para la mayoría de la gente: los lubricantes. Pararos a pensar un segundo. ¿Para qué lleva el aceite vuestra moto? Para que lo tengáis que cambiar el motor esté lubricado y pueda funcionar durante muchos kilómetros en óptimas condiciones. Pero en competición, la cosa es un poco más distinta.

Es cierto que la labor principal del aceite es la misma, y no es otra que mantener también el motor lubricado para que no gripe. Pero es que además, este aceite debe ser lo suficiente fluido para que no influya negativamente en la moto y que la fricción entre las distintas partes del motor sea mínima.

Además a la vez debe poder también refrigerar, algo muy importante en motores que desarrollan tanta potencia y por lo tanto, altas dosis de calor que debe ser disipado al ambiente. Cuanto más calor, menor rendimiento y más posibilidades de sufrir una rotura.

MotoGP: Casey Stoner y Marc Márquez

Presentación Elf

También tuvimos la oportunidad de hablar del estado actual en el que se encuentra MotoGP. Por supuesto y teniendo un australiano entre nosotros, salió el tema de la retirada de Casey Stoner. Wayne Gardner comprendía perfectamente la decisión de Stoner. Demasiados años viviendo la competición al máximo, lejos de casa y de un lado a otro. Llega un momento que todo el mundo busca una estabilidad y a él le ha llegado la hora. Hay que recordar que la luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo.

Marc Márquez fue también objeto de debate, y todos están completamente seguros de que lo hará extraordinariamente bien. De nuevo Wayne Gardner hacia una comparación con Casey Stoner y, lógicamente al haberlo vivido cerca cuando fue piloto suyo durante varios años (250 y MotoGP), Lucio Cecchinello sabía perfectamente de que hablaba.

Wayne Gardner remarcaba que Marc Márquez necesita tranquilizarse un poco. En Australia hay un dicho, que es más fácil hacer que un piloto rápido vaya más lento para que coja experiencia y confianza que conseguir hacer más rápido a otro piloto. Es completamente lógico. Y según ellos, Marc Márquez necesita bajar 1.000 revoluciones para encontrar su sitio y el límite en MotoGP. Y luego despegar.

Algo parecido fue la trayectoria de Jorge Lorenzo el primer año en MotoGP. Él sí que despegó varias veces buscando ese límite. Pero una vez que lo encontró, lo hizo mucho más fuerte y con ello, consiguió su primera corona mundial.

MotoGP: el reglamento

Presentación Elf

Lucio Cecchinello también habló del reglamento de MotoGP y reconocía que las carreras se habían vuelto menos entretenidas. Su corazón se encontraba dividido. Por un lado, deportivamente quitaría la electrónica para ver carreras tan bestiales como las de los años 90 pero desde el punto de vista de la seguridad es imprescindible. Los pilotos deben poder dar el máximo de si mismos durante 18 carreas, no dos y luego pasarse tres lesionados por una fea caída.

Además, tantos cambios de reglamento en tan poco tiempo no es bueno para nadie. Se deben sentar y analizar la trayectoria, focalizar un objetivo e ir a buscarlo pero poco a poco, sin ir danto palos de ciego. La fórmula de Moto3, ha sido positiva, con un montón de fabricantes implicados y un gran espectáculo. Para él, la fórmula de Moto3 es acertada y se le debería dar más protagonismo.

Dos son las palabras que definirían este reglamento: safety and environment, es decir, seguridad y medio ambiente. Y es que esto también es muy importante y se han dado grandes avances. Hace años, las 250 de dos tiempos necesitaban depósitos de 34 litros para completar la distancia de carrera. Ahora las MotoGP son hasta 15 segundo más rápidas con sólo 21 litros de carburante.

Wayne Gardner por su parte, ahora que lleva un año viviendo en España, está encantado con que la gente le reconozca por la calle y todavía recuerde el espectáculo que daba en pista y sus duras batallas con el resto de americanos y australianos. Decían que aquello sí eran carreras, está de acuerdo pero también da gracias por estar de una pieza, algo bastante difícil como todos sabemos.

La hora de la verdad: pilotos contra el resto

Presentación Elf

Para finalizar la presentación de la nueva gama de Elf, nos invitaron a una amena carrera de karts en el propio karting que dispone el circuito del Jarama. Éramos aproximadamente unos 21 (bonito número) y después de pertrecharnos pertinentemente, nos separaron en tres grupos para competir entre nosotros.

El formato de carrera era muy sencillo: una tanda de ocho vueltas de práctica libre, otra también de ocho vueltas de cronometrados en el que los tres mejores tiempos de cada grupo pasarían a una final. En esta, los seis mejores se enfrentarían a una carrera, también a ocho vueltas de la que saldría el vencedor.

A mi me tocó en el grupo dos, con Herri Torrontegui mientras que en el grupo tres estaban Wayne Gardner, Lucio Cecchinello y Oscar Haro. El resto, otros periodistas, representantes de empresas de venta de productos relacionados y personal de Elf.

Desde el principio tenía algo claro: los pilotos son competitivos incluso una vez retirados, y son capaces de ir rápido hasta con una taza del váter, que es redonda. Tocaba agarrase los machos y darlo todo para no hacer los 500 kilómetros de vuelta a casa sintiéndome humillado.

Arrancaba la primera tanda con un reconocimiento al circuito en las dos primeras vueltas. Tras esto, gas a fondo pedal to the metal para intentar buscar un buen tiempo de referencia. En estas estaba cuando me adelanta como un kamikace un tipo bajito completamente agazapado en el kart.

Tardo un instante en darme cuenta de quién es pero rápidamente se me enciende la bombilla: joer, pero si es el vasco más rápido que hay hoy en el Jarama, fijo. Efectivamente, era Herri Torrontegui que iba como un misil.

Confiando en que no utilizase tácticas como las de Ángel Nieto y engañase a sus rivales, intenté mantenerme a rueda para que me ayudase a mejorar mis tiempos. La aventura duró dos vueltas porque en el punto más rápido del circuito se encontró un piloto trompeado y se lo comió, literalmente. Yo, después de hacer una maniobra escandinava, una prueba del alce, cerrar los ojos y apretar el culo, conseguí librarla y acabar las ocho vueltas.

Con ansia esperaba la hoja de tiempos… a ver… el más rápido Herri Torrontegui, 33,67…. y Morrillu…. ¡Ouch! Cuarto, 34,14. Joer, si voy a quedar eliminado, por lo menos ser el quinto o más para atrás, pero quedarse a las puertas, como que me fastidiaría mucho!! En el grupo tres, de los invitados Óscar Haro es el más rápido con un 33,17. Lucio Cecchinello marca un 34,21 y Wayne Gardner un 34,22. Vamos mal Morri… vamos maaaaal….

Presentación Elf Mis disculpas. El fotógrafo quiso igualar también por arriba

Llega la buena, el cronometrado. O tercero como mucho o muerte, no hay término medio. Concentración máxima y salgo a pista. Una vuelta para calentar las ruedas y a fondo. Vuelta tras vuelta no consigo hacer una limpia. Si no me encuentro a alguien más lento, toco alguna de los laterales de la pista buscando la trazada más ancha posible que prime el paso por curva en unos karts que en cuanto patinas un poco se quedan clavados.

Para colmo, Herri Torrontegui salió mucho más adelante que yo y ni tan siquiera lo veo por lo que estoy solo. Lo doy todo, e incluso un poco más. Si tuviese alfombrilla como un coche, la hubiese quitado. Pensé incluso en ir al baño para eliminar peso superfluo, pero no me dio tiempo. Banderazo, no hay nada que hacer. El cronómetro será mi verdugo.

Recojo la tabla de tiempos. La miro de reojo buscándome por la mitad de la tabla y no aparezco. ¡Ay va! Que diría Herri. Miro más arriba, no tercero no estoy. ¡Redios! !Estoy segundo¡ ¿Con que tiempo? ¡Madre! !32,51¡ ¡He bajado mi tiempo 1,63s! Por supuesto que el primero es Herri Torrontegui pero ojito, ha marcado 32,49, ¡dos centésimas menos nada más! ¡ESTOY CLASIFICADO PARA LA FINAL!

Ahora atentos a la tercera manga. Por supuesto se clasifican Wayne Gardner, Lucio Cecchinello y Óscar Haro. Bueno, Óscar no pero en una manga de repesca, sospechosamente es admitido en la final. Eso si, el moco que se pegó en la tanda cronometrada fue de órdago. Dos New Jersey que delimitan la pista pasaron a mejor vida. Lo mejor fue que nadie mejoró mi tiempo con lo que salía segundo. Pero lo importante no era la posición, sino donde me había colocado.

La pole era para Herri Torrontegui, segundo era yo, tercero Wayne Gardner y cuarto Lucio Cecchinello. Me había conseguido colar entre estos auténticos monstruos de la velocidad. Yo, un simple aficionado. Listo, la carrera me daba igual. Yo con la foto en parrilla era feliz. Sería capaz de volver a casa caminando…

… por los segmentos de un pistón. La carrera había que ganarla, o al menos, dar guerra. A parrilla, después de una buena clasificación y un descenso bestial de tiempos, sabía que en carrera podía hacerlo bien.

Presentación Elf Lucio Cecchinello y Wayne Gardner haciendo labor de equipo contra mi

En parrilla esperando el banderazo de salida. Le grito a Herri Torrontegui que cómo era eso de la salida con banderazo. Que los comisarios siempre tenían un tic y había que fijarse en el otro brazo, ¿no? Literalmente se carcajea dentro del casco. Bien, ya está desconcentrado, la primera curva es a izquierdas y luego a derechas, si me mantengo por fuera tengo la posición.

Banderazo y salimos peeeroo…¡WTF! Esto no camina un carajo. Herri Torrontegui se larga, Wayne Gardner se coloca paralelo y por detrás siento el aliento de Lucio Cecchinello. Normal, son pilotos, de baja estatura y no pesan comparados conmigo. La hemos cagado.

Aguanto como puedo hasta la primera curva, pero los asturianos tenemos muy mala suerte. Por muy bien que lo hagamos, siempre tenemos un Romain Grosjean a un Lucio Cecchijean que nos golpea en la primera curva. De un plumazo y tras librar un golpe seguro, estoy quinto… brrrrr… Pero tranquilo, que esto no es como empieza, es como acaba.

Y acabó en trompo porque en la siguiente curva, un tal Kimi Raikkonen Óscar Haikkonen me golpea en la parte trasera izquierda y no puedo evitar el trompo. De segundo a último en dos curvas. Por mongol, por pensar que se lo tomarían con calma las primeras curvas para no tocarse. Los coj…

Hasta el final, poco que contar, me deshice de un par de rivales para acabar en un triste séptimo puesto. Abatido recojo la tabla de tiempos y encima observo que no soy séptimo sino octavo por que debido a un error de cronometraje, han contabilizado mal el paso de Herri por meta, que a la postre es el vencedor de la carrera.

Lo he pasado magníficamente bien pero…. arggghhhh, me he quedado con la miel en los labios. Por suerte, me llevo a casa dos regalos: una mañana formidable y una tabla de tiempos firmada por Herri Torrontegui y Wayne Gardner, además de un poster de la escudería de LCR Honda con el autógrafo también de Lucio Cecchinello y Óscar Haro.

Tabla de tiempos

Al menos, podré decir a mi pequeñajo que un día competí contra estos monstruos y que, durante unos instantes, compartí parrilla con ellos y conseguí que me viesen con esa mirada de rivalidad que mostraban en pista cuando corrían. ¡Que me quiten lo bailao!

En Motorpasión Moto | Presentación gama de productos Elf para el 2013 y carreras con Wayne Gardner

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios