Sigue a Motorpasion Moto

Tienda de motos

La semana pasara Kevin Ash publicó en su blog, Ash on Bikes, un articulo en el que opinaba sobre cómo están afrontando la actual crisis económica las marcas. Vamos que en el fondo de lo que se trata es de una reflexión sobre la conocida frase de que ganando carreras el domingo venderás motos el lunes. Una frase que con los tiempos que corren parece que está perdiendo todo su sentido.

Echando un vistazo a la lista de motos más vendidas en España en lo que va de año, como ya hicimos en el primer trimestre, entre las diez más vendidas todas son Scooter, y sólo hay dos que superen los 125. Hay que llegar hasta el decimocuarto puesto para encontrar una moto de 650 cc. El panorama es estremecedor y con la subida de los impuestos que se prepara para septiembre la cosa todavía pinta peor. Pero sobre esto hablaremos más adelante.

Según el articulo de Kevin Ash, hay estudios que dicen que si sólo el 10% de los usuarios de coche circulasen en moto el tiempo invertido por los usuarios de la vía en sus trayectos se reduciría en un 40%. Circular en moto es mucho más eficiente que hacerlo en coche, porque contamina menos. Y además es mucho más seguro que hacerlo en medios de transporte públicos, que te trasladan más eficientemente, pero tienes que desplazarte hasta los puntos de recogida.

Todo esto podría significar un incremento de ventas de motos, pero nadie parece darse cuenta de ello. Porque nadie invierte dinero en hacer campañas publicitarias para el gran público, mientras tanto se invierte muchísimo dinero en mantener equipos de carreras que tienen una repercusión mediática discreta. Esto que nos puede sonar raro es bastante cierto. ¿Cuanta gente de la calle está al día de los resultados de MotoGP o de Superbikes? Podríamos hacer la pregunta a los que se paran en un semáforo y van montados en moto. A la mayoría no le interesan las carreras ni la competición, lo que le interesa es que su moto le lleve y le traiga del trabajo.

Hace unas semanas Ramon Forcada (el jefe de mecánicos de Jorge Lorenzo) justificaba el mundial de MotoGP en la competición tecnológica. ¿Pensemos en cuantas de las mejoras de MotoGP se aplican a un Scooter de 125? ¿El ABS? ¿Alguna más? ¿Y cuantas Superbikes en plan Ducati Panigale o BMW S1000RR se venden anualmente? ¿Realmente compensa el dineral que se invierte en el desarrollo de esas motos cuando el mercado está atascado en vehículos utilitarios?

Otra pieza de este rompecabezas tecnológico es la segmentación por cilindradas que se ha hecho en Europa. Por la parte baja encontramos una amplia oferta de motos de 125 cc, aunque la mayoría son Scooter utilitarias. Alguna moto de 250 cc, pero realmente la oferta es escasa, de ahí saltamos hasta las 600 cc un segmento que lleva unos cuantos años estancado sin ninguna novedad desde hace tiempo. La categoría de las 750 cc, que antes era el símbolo de la deportividad, ha desaparecido por completo para subir un peldaño hasta las 800 o 900 cc pero ahora ya no son las motos deportivas sin concesiones de hace unos años. Y por último encontramos las Superbikes de un litro o más de cilindrada con caballos como para poner en apuros al más pintado y mucha tecnología para dominarlos.

Atasco de Scooter en Asia

Sólo hay que echar un vistazo a las ventas en Asia para darnos cuenta de cómo va a ser el futuro próximo. Las motos fabricadas en grandes cantidades nacieron para poner en marcha la economía de los países arrasados en la Segunda Guerra Mundial. Si ahora esa economía se vuelve a hundir, no tiene sentido que sigan invirtiendo grandes cantidades de dinero en competiciones que no repercuten más que remotamente en las ventas. Estoy con el Sr. Ash que tiene mucha más repercusión una prueba positiva en la prensa especializada que una victoria en la carrera de MotoGP del domingo. E indudablemente es mucho más beneficioso tener buena prensa y fama de fiable entre los aficionados que meterle treinta segundos (o una milésima) a los competidores en la pista.

Quedaron atrás aquellos tiempos en los que te comprabas una Suzuki GS 500 E y te creías que eras Kevin Schwantz. Ahora el que se compra una moto lo hace porque es un vehículo práctico, económico y utilitario. No porque sea la más bonita ni la más rápida o la que más se parezca a la moto que pueda ver un domingo de carreras. Así que para qué van a seguir tirando esa enorme cantidad de dinero en la competición. Competición que demás también está en una encrucijada porque está perdiendo su gancho e interés para los aficionados. A ver si en tres o cuatro años vemos una salida a esta situación, porque en la actualidad todo tiene un color demasiado gris. ¿Vosotros, que si que sois aficionados a las motos, que opináis sobre el tema?

Vía | Ash on Bikes
Foto vía Flickr | 1 y 2

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios