Compartir
Publicidad
Nuevo capítulo en el culebrón financiero de MV Agusta, ahora con inyección de dinero ruso
Industria

Nuevo capítulo en el culebrón financiero de MV Agusta, ahora con inyección de dinero ruso

Publicidad
Publicidad

Las noticias sobre la salud financiera de MV Agusta son cada vez más parecidas a una montaña rusa en la que es imposible tener el estómago del derecho. La semana pasada saltó una noticia un tanto truculenta que finalmente se ha confirmado, y es que la Guardia di Finanza italiana había intervenido en la marca de Varese tras haber descubierto cómo empleaban las contribuciones de la seguridad social de sus empleados para pagar a sus proveedores. Así, porque yo lo valgo.

Además, con un 20% del capital en manos de Mercedes-AMG, a Giovanni Castiglioni no se le ocurrió otra cosa que deshacerse de la parte alemana de su empresa, pero mientras buscaba inversores el propio directivo ha sido investigado por irregularidades tributarias. Ahora, por fin, la suerte podría estar sonriendo a MV Agusta con un nuevo acuerdo financiero.

Un acuerdo que apuntala el futuro de MV Agusta

Mv Agusta

Parece que la suerte de Castiglioni ha vuelto a hacer acto de presencia (si no tiene una flor en el culo, poco le falta), al toparse con el interés del grupo inversor Black Ocean. Ambas compañías llegaron al acuerdo el pasado 17 de noviembre, por el cual la filial del Ocean Group, de origen ruso, se compromete a recapitalizar a la fábrica italiana.

Lejos, muy lejos queda así el sueño italiano de Giovanni Castiglioni. Intentó hacer una compañía con capital 100% italiano pero al final las circunstancias le han obligado a claudicar y sumar a los rusos a la ecuación para conseguir la salida de los alemanes, si es que lo consigue, porque aún está por confirmar. Las partes aún no han hecho públicos los detalles del acuerdo, pero así de contento se mostraba el bueno de Gio:

Mv Agusta 2

Estoy muy satisfecho por haber alcanzado este acuerdo con Black Ocean. Más allá del incremento del capital, que también es importante para asegurar el futuro de MV Agusta, creo que los señores Sardarov, Ripley y todo su equipo, serán capaces de contribuir a la consolidación de MV Agusta como un jugador clave en el mercado de las motocicletas super-premium.

Y todo esto viene después de que la precaria situación financiera por la compañía fuese tal que las autoridades italianas han obligado a una reestructuración de 50 millones de euros, el despido de una gran cantidad de empleados y la reducción de sus unidades producidas al año a 9.000. Una sentencia de muerte, ya que teniendo menos aún para vender sería imposible salir del atolladero.

¿Qué hay detrás de Black Ocean?

Black Ocean

Lo cierto es que la jugada podría haber salido mejor de lo que Castiglioni se pensaba en un primer momento, porque detrás del aporte de capital de Black Ocean se encuentra un conglomerado que soporta a una empresa de jet privados (Ocean Sky) a través de la que también participaron en la entrega Quantum of Solace de James Bond, ramificaciones en tecnología móvil y aplicaciones o comercio digital y comunicación.

Salvando las distancias entre Italia y Rusia, Ripley y Saradov (los directivos de Ocean Group) podrían ser los aliados perfectos de Castiglioni. Todos tienen una visión financieramente megalómana que podría convertir finalmente a MV Agusta en ese summum de la exclusividad por el que tanto está peleando CEO de la marca de Varese.

Mv Agusta 2

Además este acuerdo podría abrir las vías de exportación de MV Agusta a Rusia y asentar la marca en el país de Putin, un mercado a todas luces apetecible para el posicionamiento que busca Castiglioni, donde no sólo podría encontrar clientes adinerados a los que colocar motos como el one-off MV Agusta F4Z, sino también inversores interesados en participar del proyecto.

Recordemos que MV Agusta ya hizo buenas migas con la tierra del vodka. Sin ir más lejos podemos recordar los acuerdos con Alexander Yakhnich que ayudaron a los italianos a llegar al Campeonato del Mundo de Superbikes y Supersport.

En cualquier caso e independientemente del resultado final, hoy estamos de enhorabuena, porque MV Agusta está un paso más lejos de la inminente desaparición que se cernía sobre sus cabezas y un paso más cerca de seguir deslumbrándonos con sus bellezas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos