La Gilera Runner declarada peligrosa por el Tribunal de Pisa

Sigue a

Gilera Runner primera generación

Nos vamos hasta Italia y allí nos encontramos con la noticia de que el Tribunal de Pisa, atendiendo a un recurso de la organización de consumidores italiana Altroconsumo, ha declarado que la Gilera Runner de primera generación (fabricada entre 1997 y el 2005), es peligrosa y debe ser retirada inmediatamente de la circulación. Iba a decir que así, en frío, pero el asunto en un poco más caliente.

Parece ser que en dos ocasiones y con una diferencia de diez años, hubo dos accidentes en el que los conductores sufrieron quemaduras de segundo y tercer grado tras haber estallado el depósito de combustible (situado en el frontal) en sendos choques contra otros vehículos.

Hombre, no soy yo quien para judgar los hechos, pero de una motocicleta que según he podido leer se vendieron más de 300.000 unidades, solo haya ocurrido en dos ocasiones y separados en el tiempo más de diez años, da un poco que pensar si de verdad se trata de un riesgo potencial o bien la Gilera Runner tiene algún tipo de problema de diseño.

No es la primera vez que este modelo está en el ojo del huracán ya que hace dos años, el Ministerio de Transporte ya realizó pruebas de choque a este modelo sin que por ello se decidiese ninguna medida cautelar ni de ningún tipo. En vista de esta sentencia, la respuesta de Piaggio no se ha hecho esperar en un comunicado que reproducimos a continuación:

“El Tribunal de Pisa se ​​ha pronunciado sobre la demanda de medidas provisionales presentada por la asociación Altroconsumo sobre los supuestos peligros de la primera serie de Gilera Runner, en contra inesperadamente, de la medida de Primera Instancia, que en septiembre de 2011 había descartado cualquier peligro del producto en cuestión. La orden del Tribunal se basa en dos casos judiciales originados a partir de dos accidentes de tráfico concretos que tuvieron lugar con 10 años de diferencia entre el uno y el otro y que están siendo objeto de investigaciones judiciales.

En primer lugar, queremos señalar que el Piaggio Gilera Runner objeto de la demanda es parte de una serie producida a partir de 1998 y que dejó de producirse en 2005.

Piaggio también quiere reiterar que todos los productos de la Compañía, y por lo tanto también la Gilera Runner, antes de ser puestos en el mercado, se someten a a estrictas pruebas y controles con los más altos estándares profesionales relacionados con la certificación internacional y que, además de las pruebas estándar, el producto en cuestión fue sometido en 2010 a unas rigurosas pruebas de choque ordenadas por el Ministerio de Transportes, autoridad competente que ha exlcuido expresamente la necesidad de realizar una campaña de retiro.

Piaggio, que ha tomado nota de la medida, está evaluando qué acción tomar. La Compañía queda a disposición de sus clientes para proporcionar cualquier aclaración si fuera necesaria.

De momento, sendos accidentes están siendo investigados pero, al menos desde mí punto de vista, no deja de ser un poco extraño.

Vía | Mutua Motera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios