Siete ventajas de la moto en la movilidad urbana

Sigue a

moto-ciudad.jpg

El tráfico en las ciudades es un tema que preocupa y al cual dedican muchos esfuerzos los Ayuntamientos para intentar hacerlo ordenado y racional. El espacio es el que es y eso limita muchas de las posibles acciones a hacer. Pero en las políticas municipales para la movilidad urbana suele haber una gran olvidada que es la motocicleta, que aporta unas ventajas relevantes por la cual debería ser promovida como un elemento clave en una movilidad urbana eficiente.

Afortunadamente, las personas son más espabiladas que las políticas municipales y la moto está ganando enteros en las ciudades por la vía de los hechos: cada vez somos más las personas que apuestamos por la moto para movernos por la ciudad. Los últimos estudios muestran que el 40% del transporte privado en Barcelona ya se hace en moto. Hay sitios donde la moto está consolidada porqué sucede hace tiempo y otras ciudades donde las motos son una aparición reciente. En todos los casos las motos están para quedarse porqué tiene ventajas decisivas en la ciudad. Y por ello, los responsables municipales deberían apoyar a la moto para mejorar la movilidad urbana en sus ciudades.

Siete ventajas de la moto en la movilidad urbana:

  • Un uso más racional del espacio urbano. Ya decíamos en la entrada que el espacio es el que es. Gracias a las dimensiones contenidas de las motos, hay un mejor aprovechamiento de ese espacio limitado. Nada más irracional en una ciudad que el espacio que ocupa un coche para desplazar una persona.
  • Mayor fluidez del tráfico en la ciudad. Es fácil de comprobar esta ventaja. Los días lluviosos en los que hay gente que cambia su moto por el coche, aumentan inmediatamente los atascos. Si todas las personas que nos movemos diariamente en moto lo hiciéramos en automóvil, las ciudades estarían colapsadas. Quizás sería una buena manera de organizar alguna protesta algún día: colapsar las ciudades con un día sin motos…
  • Menor contaminación. La campaña “en moto menos CO2” lo dice muy claro. Las motos contaminan mucho menos que los automóviles por lo que a mayor uso de la moto hay menos contaminación ambiental en las ciudades.
  • Rapidez de los desplazamientos urbanos. La moto en la ciudad facilita mucho la vida a las personas, facilitando desplazamientos que se pueden hacer de manera rápida y sencilla. Por tanto, se transforman en ciudades “más fáciles” para todo tipo de actividades y negocios.
  • Medio de transporte asequible y popular. Hay motos baratas y, en general, tienen un mantenimiento mucho más simple que los automóviles. Facilitar la circulación en moto por la ciudad también tiene un componente social al poner al alcance de mucha gente un medio de transporte eficiente, asequible y popular.
  • Mayor facilidad de aparcamiento. Está vinculada de nuevo a las menores dimensiones de las motos, lo que facilita la gestión del aparcamiento en las ciudades. No hay espacio suficiente para aparcar los coches de todo el mundo (limitación física) pero con una buena gestión y ordenamiento se pueden aparcar las motos más fácilmente.
  • Facilita el desplazamiento fácil desde las áreas con peor comunicación de transporte público. De nuevo, un componente social del uso de la moto en las ciudades que facilita el desplazamiento desde zonas en la que el transporte público no tiene una buena cobertura. De acuerdo que lo deseable sería que el transporte público fuera mejor, pero la realidad es que hay muchos barrios y pueblos mal comunicados. La moto es una alternativa particular lógica y eficiente que mucha gente utiliza.

Se podía seguir enumerando aspectos que justifican la existencia de políticas públicas de apoyo a la moto como un elemento clave a la movilidad urbana. La moto beneficia a todos, incluso a los que no van en moto. No se trata de sustituir el transporte público, sino de entender que la moto es el transporte particular más eficiente en las ciudades. Tradicionalmente, no ha sido debidamente considerada y los motoristas nos hemos adaptado a normas de circulación y ciudades pensadas para los coches. Y en muchas ocasiones, debemos soportar descaradas políticas contrarias a la moto.

Es el momento de exigir políticas concretas de apoyo a la moto acordes con las ventajas que aporta a la movilidad urbana. En un próximo post pondré un ejemplo de cuales pueden ser estas justificadas medidas de apoyo a la moto.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios