Sigue a Motorpasion Moto

moto Taxi Madrid

Desde luego que a los que usamos la moto a diario o en fin de semana, nos suele preocupar poco el gasto de combustible ya que de por sí suele ser reducido, e incluso si disponemos de una súper deportiva “gastona” como su uso no suele ser como medio de trasporte diario, tampoco el gasto es excesivo y preocupante. Pero por supuesto si quisiéramos realizar una conducción eficiente en una moto no tendríamos ningún problema en lograrlo. Ahora, cuidado, también podríamos sufrir serias averías si llevamos al extremo este tipo de conducción.


Herramientas  Deus

No realizar aceleraciones bruscas puño a fondo, no frenar como si fuéramos a encarar la primera curva después de una larga recta de meta y sobre todo circular en una marcha larga siempre que sea posible son las normas básicas para poder realizar una conducción eficiente. Pero ojo con la norma estrella, circular en la marcha más larga posible ya que en nuestras motos y sobre todo dependiendo del motor con que estén dotadas pueden sufrir averías si llevamos al extremo esta norma de eficiencia.

Sin duda alguna, usar la palanca del cambio de manera correcta es la mejor manera que tenemos de cuidar nuestro motor. Por eso, nunca debemos olvidar la frase completa de la norma de eficiencia, haciendo hincapié en las últimas palabras, circular en una marcha larga siempre que sea posible. Es absurdo comenzar a acelerar gas a fondo después de atravesar una población con límite de 50 Km./h en quinta o sexta marcha. Al igual que subir un repecho de gran desnivel en la carretera con el puño hasta que no da más pero en la marcha más larga de nuestra moto.

Anillo de Fuego

Como os digo en estos casos no solo el efecto será el contrario y nuestras motos gastarán más combustible sino que nos expondremos a tener serias averías por el esfuerzo al que estamos sometiendo el motor, si esta conducta se mantiene durante muchos kilómetros. La lista de averías puede ser numerosa, la junta de la culata puede quemarse al aumentar la temperatura en la cámara de combustión. Rotura de biela o sus rodamientos del pie por el estrés mecánico que supone rodar largos recorridos a bajas revoluciones, e incluso el propio pistón la no subir en el cilindro completamente recto por la falta de inercia, tiende a campanear aumentando el desgaste del conjunto y subiendo la temperatura.

Si a todo esto añadimos que a pocas revoluciones, tanto la bomba de aceite como la bomba de agua mueven menos caudal, lo cual agrava cualquiera de estos problemas debemos tener en cuenta no llevar al extremo esta norma y seguir una sencilla regla:

Siempre que una marcha exija más de 2/3 del recorrido total del acelerador para mantener la velocidad constante, debemos bajar una o dos relaciones… o las que hagan falta.

Fotos | Motographite

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios