Sigue a

Tokyo Cafe Racers

Cuando hablamos de Cafe Racer la imagen que primero se nos viene a la mente es la de un tipo duro, a lomos de una moto británica de los años sesenta y enfundado en una chaqueta de cuero. ¿Pero qué pasa cuando el Cafe Racer es japonés? Para averiguar como es el café japonés, lo mejor es echarle un vistazo a este cortometraje documental que han producido sobre la escena cafetera en Tokyo.

Uno de los principales argumentos es que, por mucho dinero que inviertas en tu moto, si no la complementas con la indumentaria adecuada el cuadro queda incompleto. Llegando incluso a desmerecer la moto. Claro que esto lo dice el piloto de una Triton de 1959, el sumum de las Cafe Racer más británicas. En el otro extremo se sitúa la pareja en la que ambos conducen una Cafe Racer, ambos visten acordes a los cánones establecidos. Pero conducen motos japonesas, que están un paso por delante en lo que a fiabilidad y facilidad de conducción se refiere al compararlas con las Cafe Racer originales.

Esto, lo podemos extrapolar a cualquier otra tribu/familia motera. Por un lado están los puristas, que consideran casi de mal gusto hablar del dinero invertido en su moto. Estos mismos conviven con motos muy especiales, con mecánicas “delicadas” de mantener, pero están dispuestos a sacrificarse para mantener esa estampa. Del otro lado están los que, atraídos por esa estampa, la acondicionan a su interpretación, intentan evitar todo lo complicado que viene asociado a esa autenticidad y son más felices que nadie.

Claro que una Honda GB250 Clubman y una Yamaha RS 400 pueden ser tan Cafe Racer como una Triton si al final de todo la has personalizado con tus ideas y con tu dinero. Porque en definitiva el movimiento Cafe Racer de lo que trataba/trata era/es de motos modificadas por y para los usuarios. Apasionados por la moto y por todo lo que la rodea.

Cafe Racers Japan from Christopher Andrew Cooke on Vimeo.

Una última nota; nunca me he considerado integrante de ningún movimiento ni tribu urbana. Pero por circunstancias me he movido unos cuantos años con gente de la escena Mod y puedo asegurar que lo que comentan los entrevistados en este documental es aplicable a casi cualquier familia motera. Y para los más despistados, la música que suena es toda de Moby, como se acredita al final del vídeo.

Vía | Cafe Racer Culture (Atención contenido para adultos)
Más información | Cafe Racers Japan

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios