American Cycle Company "Rambler" 2¼hp Model 'B' de 1902

Sigue a

American Cycle Company Model B

El otro día comentamos que en enero se celebraría The Las Vegas Motorcycle Auction 2013, una de las mayores subastas de motos y objetos relacionados con el mundo de las dos ruedas de todo el año, organizada por la prestigiosa casa Bonhams 1793. Y también dijimos que íbamos a hablar más detenidamente sobre algunos de los modelos en concreto que allí se congregarán en busca de un nuevo dueño. Arrancamos pues con la Rambler Model B de la American Cycle Company.

La denominada Rambler Model B en verdad fue conocida por muchos nombres diferentes, dependiendo del lugar donde se vendiese. Por ejemplo se usaron nombres para designarla como Pope, Monarch, Crescent, Imperial, Cleveland y Rambler. Todo parece indicar que fue un intento de la American Cycle Company por patentar la denominación de su motocicleta pero no funcionó del modo esperado. Pero no adelantemos acontecimientos, vayamos un poco hacia atrás.

Recientemente terminada la Guerra Civil Americana, el Coronel Albert Pope se posicionó como uno de los grandes industriales del momento. Tenía una gran visión de negocio y supo perfectamente leer las necesidades de la población en cuanto a medios de transporte.

American Cycle Company Model B

Así se hizo con un importante nicho de mercado en el diseño y venta de bicicletas justo en el momento en el que arrancaba el mayor auge por este producto. Pero no se durmió en los laureles y siguió adelante en su previsión de por donde iba a ir evolucionando el mercado.

De esta forma supo que el futuro del negocio pasaba por la construcción de motocicletas, algo muy común en aquella época entre los fabricantes de bicicletas. Al final, tan solo era colocar un motor a un chasis de bicicleta y poco más.

Bueno, esto en teoría si querías ofrecer un producto del montón, pero el Coronel Albert Pope no era de estos por lo que se rodeó de los mejores ingenieros del momento para diseñar algo completamente diferente. Podríamos decir que Pope es el Henry Ford de las dos ruedas en Estados Unidos, al menos en sus comienzos.

Comenzó a fabricar bicicletas con propulsión eléctricas, consiguiendo una gran fama y popularidad lo que le permitió dar el salto a los vehículos de combustión interna. Pero sabían que no solo se trataba de adherir un motor al chasis de una de sus bicicletas sino que había que ir más allá.

American Cycle Company Model B

El Coronel Albert Pope estableció entonces la American Cycle Company y en 1902 lanzó al mercado dos modelos de motocicleta: la American Cycle Company Model A era más convencional, muy similar al que por aquel entonces empezaba también a sacar al mercado las marcas Indian y Thor así como posteriormente Harley Davidson.

American Cycle Company Model A disponía de un motor de combustión anclado al tubo vertical del sillín, en una posición relativamente alta. Sin embargo, la revolución llegaría con la siguiente, la American Cycle Company Model B, que disponía de un chasis fabricado ex profeso, con una longitud entre ejes mucho mayor.

Esto les permitió colocar el motor mucho más bajo en un nuevo espacio que crearon entre el tubo vertical del sillín, el plato y la rueda trasera. El centro de gravedad de la American Cycle Company Model B estaba mucho más bajo que en cualquier otra moto de la época y además, su mayor longitud y distancia entre ejes la hacían mucho más estable a la hora de conducir.

Pero no solo el diseño de la motocicleta era novedoso y muy bueno. El motor también disponía de la mejor tecnología de la época. Llegaba hasta las 2.400 r.p.m., en un momento en el que en algunos motores todavía se podían contar las explosiones sin necesidad de indicador. Incluso llevaba encendido automático y un sistema de descompresión que estaba interconexionado con el freno delantero, evitando así que el motor siguiese empujando mientras frenábamos (en aquellos tiempos el acelerador era manual y de posición fija, teniendo que llevarlo a posición cerrado para que dejase de funcionar).

American Cycle Company Model B

Llevaba dos controles en el tubo vertical: uno de ellos era el acelerador del que acabamos de hablar y el otro para el control de la mezcla que se suministraba al motor. Este transmitía su potencia a la rueda trasera con un sistema de desmultiplicación gracias a una doble reductora mientras que los pedales llevaban su propio sistema de embrague para que pudiesen desacoplarse cuando no fuesen necesarios.

La American Cycle Company Model B era tan avanzada para su época que solo las llantas de madera revela que hablamos de una moto de 1902. En ningún momento cuando se la mira de cerca se encuentra ninguna pieza que haya salido de una estantería de trozos sobrantes de bicicletas, como era lo común a principios del Siglo XX.

Rápidamente la American Cycle Company evolucionó y paso a llevar llantas completamente metálicas y un depósito de aceite colocado en el tubo superior que sustituía al sistema de engrase manual por goteo de las primeras unidades.

Pero, porque siempre hay un pero, pese a que el Coronel Albert Pope disponía en aquellos momentos de la moto más sofisticada de todo Estados Unidos, no supo crear una red de distribución acorde con el producto que ofrecía.

American Cycle Company Model B

Como decíamos al principio, empezó a vender sus motocicleta bajo nombres completamente diferentes, ya fuese por evitar el uso de estos nombres por otras empresas que empezaban también a fabricarlas o bien, por intentar venderlas en lugares donde ya estaban familiarizados con estos nombres: Pope, Monarch, Crescent, Imperial, Cleveland, Rambler…

En 1905, el concepto de multimarca seguía sin funcionar y lo que era peor, a pesar de que tres años atrás la American Cycle Company estaba a la vanguardia del diseño, no consiguió mantener el tren de actualización quedando desfasada frente a la competencia.

Ese año de disolvería definitivamente aunque hubo un intento de volver a ponerla en marcha bajo el bombre de Pope Motorcycle Company.

La American Cycle Company Model B que se subastará en The Las Vegas Motorcycle Auction 2013 será exactamente la número 280 de las que se fabricaron. Hasta la fecha estaba en poder de la competencia, concretamente se exponía en el museo de la marca Indian lo que le ha permitido permanecer en un estado impecable a la vista de las fotos sin prácticamente ser restaurada.

¿Su precio? Un chollo para una moto de 110 años: entre 46.000 y 61.000 euros así que si estáis interesados en un cachito de historia motociclista americana…

Ver galería completa » American Cycle Company "Rambler" 2¼hp Model 'B' de 1902_1 (27 fotos)

Más información | Bonhams 1793

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios